ANÁLISIS

Cataluña: los políticos independentistas pierden el control sobre su jauría

Protegidos y jaleados por la Generalitat desde el intento de golpe del 1-O, los fanáticos más violentos atacan ahora hasta a los Mossos

A plena luz del día, sin ningún recato y con toda la pasividad de la Generalitat: así ocuparon este 29 de septiembre de 2018 las bandas de fanáticos independentistas la plaza de Sant Jaume, en Barcelona, con un único objetivo: impedir que allí accedieran los cientos de policías de toda España que habían convocado una manifestación, con todos los permisos, para reivindicar una equiparación salarial real con cuerpos como los Mossos d’Esquadra (El fanático Torra califica de ‘amigos’ a los violentos CDR y les desea «toda la suerte» en su boicot al Rey).

Las imágenes no dan lugar a la duda, y las declaraciones de los inductores del boicot tampoco: su única intención era provocar tensión con los agentes de la Policía Nacional, para lo cual han colocado unas sillas y una mesa con una de las urnas del 1-O en el centro de la plaza y planeaban quedarse durante la jornada de este sábado para evitar la entrada de los policías manifestados, según ha explicado a distintos medios el colectivo Acampada per la Lliberta (Los ‘pacíficos’ de los CDR se arman para sembrar el pánico en Barcelona el 1-O).

La tensión fue tal, pese a la tranquilidad con que Jusapol, convocante de la concentración policial, se ha comportado en todo momento; que los Mossos no han tenido más remedio que intervenir.

Así, a última hora de la mañana del sábado tuvieron que cargar contra una parte de los manifestantes independentistas que se han enfrentado en Barcelona al cordón policial que les separaba de la manifestación simultánea de policías nacionales de Jusapol, iniciada sobre las 12, la hora prevista.

Los agentes de Mossos han cargado al final del anunciado ‘Holi Festival’ de la izquierda independentista que se hacía precisamente en contra de la movilización de Jusapol: el ‘Holi Festival’ ha consistido en lanzar pinturas de colores. Ha ocurrido junto a la Via Laietana, donde los policías nacionales se manifiestan pacíficamente y con todos los permisos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído