EL EXPRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE MADRID SE DESPACHA A GUSTO EN EL MUNDO

Leguina, sin pelos en la lengua, provoca un tsunami en Ferraz destapando una operación de Sánchez y El País para cargarse al PSOE en Madrid

"Sánchez no ha dejado títere con cabeza y eso es el ejemplo más claro de sectarismo, aunque la prensa y la militancia no le den demasiada importancia"

Leguina, sin pelos en la lengua, provoca un tsunami en Ferraz destapando una operación de Sánchez y El País para cargarse al PSOE en Madrid
Pedro Sánchez y Joaquín Leguina.

No es Joaquín Leguina un político que se quede en medias tintas. En cuanto puede, habla bastante clarito y este 29 de junio de 2019, en las páginas de El Mundo, le mete un buen repaso a la cúpula socialista a la que responsabiliza de que el PSOE en Madrid capital y Comunidad lleve décadas sin tocar poder.

El que fuera primer presidente de la región madrileña, entre 1983 y 1995, tiene más que definidas las razones de la ausencia del PSOE en la poltrona municipal y autonómica:

Lo describió a la perfección Porfirio Díaz: «Pobre México, tan lejos de dios y tan cerca de los Estados Unidos». Pues la FSM [Federación Socialista Madrileña], o como se llame ahora, el PSOE-M, está lejos de dios y demasiado cerca de Ferraz. Las derrotas aquí tienen más que ver con Ferraz que con los de Madrid. Y operaciones como la de Carmena-Gabilondo, bendecida por Sánchez y por el periódico El País, han llevado el partido a donde lo han llevado: a no ganar nunca en la Comunidad y a perder en el Ayuntamiento, donde en este momento el PSOE no pinta nada. Nada. ¿Por qué? Porque desde Ferraz apoyaron a Carmena.

Tiene claro que en las elecciones de 2015 optaron por hacerle luz de gas a Antonio Miguel Carmena porque no estaba en la línea de Sánchez:

Como no era de su cuerda, lo machacaron lo que pudieron. No es algo de ahora, claro. Cuando Miquel Iceta era la mano derecha de Josep Borrell, en las primarias a líder socialista que ganó, habló con miembros de la FSM que me apoyaban como candidato a la Alcaldía y después se cambiaron de bando. Iceta les dijo: «Borrell ya tiene a Pasqual Maragall en Barcelona, si además tiene que pelear con Leguina en Madrid, mejor lo dejamos». Esa es la «política de unidad». Yo perdí esas primarias y naturalmente quien me sustituyó [Fernando Morán] fue derrotado. Y hasta hoy.

Acusa al PSOE actual de parecerse más al de Zapatero, pero con un líder, Sánchez, bastante más sectario:

Se parece más al de Zapatero. Pero sin duda Sánchez es mucho más listo y, como persona, mucho más duro. No ha dejado títere con cabeza. Y eso es ejemplo del sectarismo más puro. Pero la prensa le da poca importancia, al igual que los militantes.

Y considera que por mucho valor que se le quieran dar a las ocurrencias del asesor Iván Redondo, para Leguina todo es marca y orden de Pedro Sánchez al que considera más listo de lo que alguno pudiera suponer:

En La Moncloa manda Sánchez, que es bastante más listo que Redondo. Este márketing político existe desde hace años y ahora ha tomado unas dimensiones horribles: el cortoplacismo, la venta de la imagen… Todo esto no sirve para nada en política, pero hay gente que lo compra. Yo es que no creo que el pueblo sea muy sabio. «El pueblo nunca se equivoca», dicen. Cómo que no, no diga tonterías, no sea usted demagogo.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído