Las minorías del Congreso recelan del «coste» del acuerdo PSOE-PP para no subir la luz en julio

Las formaciones nacionalistas y las minorías de izquierdas del Congreso de los Diputados desconocían esta tarde el contenido del acuerdo suscrito entre el Gobierno y el PP para suspender la subida de la luz en julio y, aunque valoran como positiva la noticia para los consumidores, recelan de las condiciones del pacto y de sus implicaciones en la revisión del sistema de retribución, las primas a las renovables y el déficit tarifario.

Según señalaron a Europa Press en fuentes de estas formaciones, esta decisión no se les comunicó en las reuniones que han mantenido en los últimos días con el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, y otros representantes del Ministerio en el marco de las negociaciones para impulsar un acuerdo sobre el futuro ‘mix’ energético nacional y el encaje en el mismo de las energías renovables.

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, explicó a Europa Press que los nacionalistas vascos «tendrá que estudiar» el contenido del acuerdo y sus implicaciones para decidir si se suman al mismo, aunque tras la rueda de prensa conjunta del Ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, considera que parece un pacto «bastante cerrado».

BENEFICIOS DE LAS ELECTRICAS.

El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, señaló que es «bueno» que no se incremente la tarifa eléctrica, si bien el «problema» es que esta congelación se haga a cambio de «incrementar la deuda del Estado» con las compañías eléctricas, algo que considera que «no es de recibo». A su juicio, esto no sería «muy de recibo», ya que las eléctricas «nadan en beneficios» mientras los consumidores pagan por la luz «el preciso medio que se paga en la Unión Europea».

El representante del BNG en la negociación, Francisco Jorquera, también ve positiva la «no subida», incluso una buena noticia, aunque expresó su «preocupación» y sus «muchas reticencias» sobre el pacto, a la espera de «conocer realmente hasta dónde llega», ya que, según aseguró, el PP apuesta por el impulso a la energía nucela y el freno a las renovables.

Además, otros portavoces alertan de la «incertidumbre» que puede generar en el sector y el mercado la «profunda e inmediata revisión de costes» del sistema eléctrico anunciada por Sebastián, que afectaría a la distribución, el transporte eléctrico y las primas a las renovables.

NUEVO IMPULSO AL PACTO DE ENERGIA.

Sebastián, que ya cuenta con el beneplácito de CiU, prevé mantener un encuentro multilateral con los representantes de todos los grupos parlamentarios de la oposición en los primeros días de julio, previsiblemente el día 7, para relanzar las negociaciones del Pacto de Estado por la energía iniciadas el pasado 28 de abril . Las minorías consideran debe abordar también el nuevo cambio de escenario que abre el pacto con los ‘populares’.

En este sentido, el ministro ya anunció esta mañana la creación de un nuevo grupo de trabajo encargado de las negociaciones, en el que, por la parte del Gobierno, participarán el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, el director de Política Energética y Minas, Antonio Hernández, y él mismo.

Esta discusión sería al margen de la subcomisión parlamentaria para el diseño de la política energética hasta 2030. Los portavoces se preguntan si sus trabajos, con fecha límite hasta el 30 de junio, no deberían tener una nueva prórroga hasta fianl de año ante los nuevos acontecimientos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído