Los eurodiputados no podrán recibir regalos de más de 150 euros

El Parlamento Europeo aprobó hoy un nuevo código de conducta para sus diputados, que les obliga a realizar una declaración de sus bienes, restringe sus contactos con terceros y limita a 150 euros el valor de los regalos que pueden recibir.

Según informó esta institución, las nuevas normas, que fueron aprobadas por 619 votos a favor, 2 en contra y 6 abstenciones, entrarán en vigor el 1 de enero y regulan la aceptación de obsequios y la actuación de antiguos eurodiputados en grupos de interés, con las correspondientes sanciones en caso de incumplimiento.

El presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek, se congratuló de que el código «será un escudo fuerte contra el comportamiento antiético y supone una mejora importante con respecto a la situación actual», y del amplio consenso y la rapidez de su aprobación, culminada en 10 semanas. Recordando que hoy se cumplen dos años de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, Buzek subrayó que «más poder significa más responsabilidad».

Entre los preceptos que incorpora el código, está el de que los eurodiputados tendrán que presentar una declaración sobre sus actividades remuneradas al margen del Parlamento y la cantidad que perciben por ellas, retroactivamente hasta tres años antes de su ingreso en la institución.

También se habrá de constatar la pertenencia a consejos de administración de empresas, organizaciones no gubernamentales u otros organismos, así como cualquier otra función que pueda generar un conflicto de intereses.

Esta información se publicará en el portal web de la Eurocámara. Cualquier cambio tendrá que ser notificado en un máximo de 30 días; de lo contrario, el eurodiputado no podrá ser elegido para ejercer cargos en el Parlamento.

REGALOS

Asimismo, se prohíbe a los eurodiputados recibir pagos u otras retribuciones a cambio de influir en las decisiones del Parlamento. En cuanto a los regalos, sólo podrán aceptar aquellos cuyo precio sea inferior a 150 euros, o que sean acordes a las normas de cortesía que reciben cuando representan oficialmente al Parlamento. En este último caso, entregarán los obsequios al presidente de la institución.

En caso de infracción, el eurodiputado podrá ser sancionado con una amonestación, la pérdida del derecho a las dietas para gastos de estancia durante un período de dos a diez días, la suspensión temporal de las actividades del Parlamento (excepto el derecho a voto) durante un máximo de diez días o la retirada del cargo de ponente u otros mandatos.

Para estos dos últimos casos, será necesaria una decisión confirmatoria del presidente. Toda sanción será anunciada por el presidente en sesión plenaria y publicada de forma visible en la web de la Eurocámara.

Por último, los antiguos eurodiputados que trabajen en grupos de interés relacionados directamente con el proceso de decisión de la Unión Europea no podrán beneficiarse, durante el período en que desarrollen dichas actividades, de las facilidades que les concede el Parlamento Europeo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído