La diferencia con el precio de la calle es abonada con fondos públicos a cargo del presupuesto de la Cámara

El Congreso subvenciona desayunos, comidas y gin tonics a los diputados

También 'meriendan' los acompañantes a cuenta del contribuyente

Un café son 0,85 céntimos, un colacao 0,95 euros y un zumo de naranja 1,70 euros; la tradicional tostada con tomate tan solo 1,20 euros o cuatro churros 90 céntimos

Si un diputado decidiese tomarse un gin tonic en una de las terrazas de los alrededores del Congreso tendría que pagar entre 15 y 20 euros.

Si lo hiciese en el bar del hemiciclo, el mismo combinado le costaría tan solo 5,05 euros, dinero que es abonado con fondos públicos a cargo del presupuesto de la Cámara, que destinará en servicio y cafetería 4.287.000 millones de euros para los próximos cuatro años.

Según recoge el Boletín Oficial del Congreso de los Diputados del 24 de mayo de 2013 se abre un concurso público para adjudicar por dicho importe la concesión del restaurante a partir del mes de noviembre.

En el desglose de las cuentas se especifica el gasto anual. En diciembre de 2013 serán 87.500 euros y en 2014, 1.050.000 euros al igual que en los dos siguientes años.

De manera que en cuatro años la subvención de este servicio de restauración por cada diputado sería de 12.248 euros.

Como explica ‘El Economista’, los servicios que ofrece la cafetería del Congreso con descuentos en los precios para los habituales desayunos, platos combinados, bocadillos, sándwiches y raciones. También y es llamativo, en anisados y licores, copas de vino, brandys y cócteles.

Coste máximo

En los pliegos del contrato se especifica el precio máximo que deberá fijar la empresa contratante.

Así, un tequila no podrá sobrepasar los 3,15 euros, un gin tonic Beefeater tendrá un coste de hasta 5,05 euros, un Ron Habana Club 7 años, 60 céntimos más que el anterior, un Martini seco, 3,10 euros o un Bloody Mery 3,45 euros.

Los cafés, infusiones y manzanillas tienen también precios por debajo a los que se encuentran en el mercado.

Un café son 0,85 céntimos, un colacao 0,95 euros y un zumo de naranja 1,70 euros. La tradicional tostada con tomate tan solo 1,20 euros o cuatro churros 90 céntimos.

Las raciones y bocadillos aunque se ajustan más al común de los restaurantes también gozan de descuento. Un plato de jamón ibérico 17,50 euros, tortilla española 7,05 euros, empanada gallega 2,40 euros y un bocadillo con tomate 4,05 euros.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído