Defiende que no tuvo beneficios económicos

García Revenga pide el archivo de su imputación en el caso Nóos

El secretario personal de las Infantas alega que no participó en los convenios investigados

El secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, ha solicitado ante el juez instructor del caso Nóos el archivo de su imputación por cuanto su inclusión en el Instituto obedeció a la presencia de la Infanta Cristina como vocal en la entidad y a la confianza que Iñaki Urdangarin tenía en él depositada en relación con las cuestiones protocolarias, según el escrito que ha presentado ante el magistrado, al que ha tenido acceso Europa Press.

En su petición, de doce páginas, el encausado defiende que no es posible «predicar acto concreto» por su parte en lo que a la gestión de Nóos se refiere, como tampoco en sus acuerdos, contratos o convenios, «en los que ninguna participación tuvo, ni tampoco beneficio económico», alega su defensa.

Del mismo modo, Revenga, quien fue imputado en el marco de esta causa el pasado mes de enero por las gestiones que habría llevado a cabo dentro de Nóos y el conocimiento que pudiera tener de las actividades desplegadas, recalca que el hecho de que su nombre figurase en un folleto publicitario de la entidad como miembro de la misma, «constituye una conducta de mero acompañamiento penalmente impune».

Revenga recuerda, de hecho, cómo la providencia dictada el pasado 29 de enero para citarle a declarar en calidad de imputado «no atribuía hechos concretos de carácter delictivo» contra él, más allá de su vinculación formal a Nóos, «que no material», entre el 23 de septiembre de 2003 y el 20 de marzo de 2006. Es más, asevera que tampoco existe informe policial, administrativo tributario o escrito de cualquiera de las acusaciones personadas que tengan carácter incriminatorio.

En esta misma línea, añade que ninguno de los correos incorporados a la causa evidencian que «tuviera intervención, control o dominio sobre la gestión y las actividades del Instituto Nóos». Sin embargo, lamenta que desde el pasado 23 de febrero, cuando compareció ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, asume el estatus de imputado en el marco de estas actuaciones.

La defensa del encausado, sobre cuya petición de sobreseimiento debe pronunciarse ahora el magistrado, subraya además que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares apreció el pasado mes de mayo que la conducta atribuida a su patrocinado «es penalmente irrelevante», descartando en concreto su imputación por un delito contra la Hacienda Pública, pues «no existe dato alguno que justifique la imputación de irregularidad fiscal alguna a Don Carlos García Revenga», como tampoco de un supuesto ilícito de tráfico de influencias.

En cuanto a un posible delito de prevaricación administrativa, apela a la imposibilidad de cometerlo por quien no tiene capacidad de resolver ni influir en la resolución de una autoridad competente, aseverando que «ni ha intervenido en las negociaciones, contactos o en la firma de los convenios de colaboración y en sus condiciones o en la actividad económica y en la gestión del Instituto Nóos, así como en los beneficios generados».

La representación procesal de García Revenga señala por último tampoco concurren en su conducta presuntos delitos de malversación y de blanqueo de capitales, puesto que para ello la Sala Segunda ha apuntado a la necesidad de haberse manejado importantes sumas de dinero, a la inexistencia de negocios lícitos que justifiquen el origen del dinero o a la conexión con una actividad delictiva, lo que, incide, concurre en el caso de García Revenga.

CORRESPONDENCIA ENTRE GARCÍA REVENGA Y URDANGARIN

Cabe recordar, no obstante, que el nombre del asesor personal de las Infantas figura en varios de los emails que el exsocio de Urdangarin Diego Torres ha entregado al juez, a los que tuvo acceso Europa Press, entre ellos un correo en el que el Duque le indicaba dónde debía ingresar su esposa, Doña Cristina, los ingresos correspondientes a sus honorarios de Zarzuela.

En un breve email se limitaba a señalar a García Revenga que «las transferencias que le ingresan a Doña Cristina correspondientes a sus honorarios de Zarzuela deberían ingresarse a partir de enero en esta cuenta», indicando a continuación el número de la cuenta bancaria.

Es más, en otra de las correspondencias, fechada el 7 de julio de 2003, el marido de la Infanta Cristina desplegaba la confianza que tenía en García Revenga con frases como «Qué tal Carlos, cómo te ha ido el finde… Nosotros bien, en Palma te puedes imaginar lo a gusto que hemos estado. Playa, piscina, heladito en Portals, parque… Vaya, que completito».

«EL DUQUE EM…PALMA…DO»

Acto seguido el Duque pasaba a explicarle de forma detallada sus planes sobre la forma de anunciar a Nóos como empresa, tras lo cual lo cual se despedía del asesor de la Casa Real con un «Agur. El Duque em…Palma…do».

En concreto, García Revenga es empleado de la Casa del Rey desde septiembre de 1993, cuando comenzó a ejercer esa responsabilidad. Compatibilizó durante 19 meses esa función con la de tesorero del Instituto Nóos que presidió Urdangarin y que está siendo investigado por la presunta comisión, entre otros, de delitos de malversación de fondos públicos, fraude a la Administración, falsedad documental y prevaricación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído