La intervención de la cadera izquierda del rey Juan Carlos debido a una infección ha concluido con éxito

El Rey supera su operación sin problemas, pero volverá al quirófano en ocho semanas

Han salido de la prótesis dos gérmenes "no virulentos", pero será sometido a una segunda 'fase'

"Esperamos que se tome las cosas con calma pero podrá estar activo"

La operación para sustituir la cadera izquierda del rey Juan Carlos debido a una infección ha concluido con éxito tras dos horas y media de intervención, según han informado fuentes de Zarzuela.

El doctor Miguel Cabanela, que ha dirigido al equipo médico que ha intervenido al monarca ha confirmado en rueda de prensa que «habían salido en la prótesis dos gérmenes no demasiado virulentos» pero que aún así el rey será sometido a una segunda intervención en unas ocho semanas, de momento está con una prótesis temporal:

«Esperamos que se tome las cosas con calma pero podrá estar activo. Va a necesitar seis semanas de antibióticos intravenosos y luego un periodo de vacaciones de antibióticos de dos semanas, tras lo cual llegará la intervención de menos riesgo para colocar la prótesis definitiva, cuya recuperación llevará unas cuatro semanas».

«El rey tardará en caminar normalmente tres meses y medio desde hoy» ha confirmado el doctor, quien también ha señalado que se han realizado tres biopsias al rey.

«ES POSIBLE QUE RETOME LA AGENDA»

«Hemos extraído la prótesis sin abrirle el fémur por lo que es posible que retome una agenda, que siempre será un poco limitada. Por ejemplo, a mí no me gustaría que se vaya a Talavera de la Reina, por ejemplo, o que se vaya cuatro horas en coche a hacer una inauguración» pero sí ve viable que haga audiencias.

«Habrá una rehabilitación pero no agresiva una vez que la herida esté curada», ha dicho Cabanela quien ha asegurado que si «su Majestad lo estima oportuno» estarán en la próxima intervención.

«CONTENTOS»

Hasta la clínica se han desplazado para seguir la evolución de la operación la reina, los príncipes de Asturias y la infanta Elena. La reina Sofía ha declarado a la salida del hospital «nos han dicho los médicos que han salido todo con éxito» y asegura que no sabe si tendrá que hacerse una segunda intervención:

«No lo he visto aún. Estamos muy contentos, ha salido todo como la seda», ha dicho el príncipe Felipe. A la salida les acompañaba la infanta Elena y la princesa Letzia.
En quirófano desde las 20:00 horas

A la clínica se ha desplazado también la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para interesarse por la operación al encontrarse el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Nueva York debido a que participa en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El rey llegó pasadas las tres de la tarde al hospital en un Volkswagen Touareg, ocupando el puesto del copiloto, saludó con la mano a los periodistas, limitándose a decir que se encontraba muy bien.

A las ocho de la tarde entró en quirófano y la operación comenzó al filo de las nueve de la noche. La operación, la decimotercera que afronta a lo largo de su vida, ha sido realizada por un equipo dirigido por el doctor Miguel Cabanela, quien estuvo acompañado por un colega, de nacionalidad estadounidense de la clínica Mayo de Rochester (EEUU), y finalizó con «éxito» a las 23.30 horas.

CUIDADOS INTENSIVOS

El monarca será ingresado tras su paso por quirófano en la unidad de cuidados intensivos y, posteriormente, será trasladado a su habitación. Fuentes del centro médico han asegurado que Don Juan Carlos permanecerá seguramente en una de las suites de que dispone el hospital y que no se cerrará la planta en la que se encuentre, una posibilidad que no se ha llegado a plantear.

El Hospital tiene repartidas en sus tres plantas un total de 133 habitaciones individuales y 57 suites exteriores, ideadas para que tanto el paciente como los familiares que le acompañan se sientan cómodos.

Don Juan Carlos sufre una infección en la cadera izquierda en torno a la prótesis que se le implantó en noviembre del año pasado, por lo que este implante ha tenido que ser sustituido.

Según explicó el doctor Cabanela el pasado viernes, este tipo de infecciones es un contratiempo que únicamente ocurre en el 1 o 2% de los casos y del que no se pueden conocer las causas. «Hablar del origen de la infección sería pura especulación», ha reconocido.

SEGUNDA OPCIÓN

El tratamiento siempre debe ser quirúrgico, aunque puede hacerse en una sola intervención o en dos. En caso de hacerse en un tiempo, todo el proceso de recambio de la prótesis se realizaría en esa primera intervención; mientras que si se opta por la segunda opción se realizaría una primera operación para retirar la prótesis actual y colocar una temporal recubierta de antibióticos que después volvería a ser sustituida por la definitiva en una segunda operación.

Estas dos posibilidades hacen que el abanico del tiempo de recuperación sea muy amplio, y podría alargarse desde las ocho semanas hasta los seis meses. En cuanto al periodo de hospitalización está previsto que oscile entre los cuatro y los siete días.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído