Si hubiera elecciones hoy, el Congreso sería el más fragmentado de la democracia

Tanto PP como PSOE tendrían que pactar con otros dos para poder gobernar

El PP perdería 40 escaños, hasta los 146 y el PSOE subiría 21, hasta lograr 131

Tanto PP como PSOE tendrían que pactar con otros dos para poder gobernar
Elecciones, votos, sondeos y encuestas. EP

En el ecuador de la legislatura, los sondeos como el de Metroscopia que este 1 de diciembre de 2013  publica ‘El País’ indican que se consolida en España la tendencia a la inestabilidad.

Gobernar se hará mucho más complicado, debido a la pérdida de peso de PP y PSOE, los grandes partidos de poder, que ni siquiera pactando UPyD o IU, alcanzarían una mayoría suficiente. 

Para contar con una mayoría estable, tanto populares como psocialistas tendrían que pactar al menos con otras dos formaciones.

De seguir así las cosas, pasaremos de laestabilidad que da la actual mayoría absoluta y hegemónica del PP, a un Congreso fragmentado en el que sería imprescindible tejer acuerdos a varias bandas para sacar adelante cada iniciativa.

Ese es el panorama político que describe el estudio de Metroscopia para ‘El País’‘, realizado en forma de encuesta continua con datos recogidos desde el pasado mes de junio y con atribución de escaños por comunidades autónomas.

Se perfila un Congreso en el que el PP perdería hasta 40 diputados, aunque seguiría siendo el más votado; el PSOE empezaría a recuperarse del que fue el peor resultado de su historia, el de 2011, y UPyD e Izquierda Unida doblarían el número de escaños que tienen ahora.

En conjunto, los dos grandes partidos nacionales sumarían menos escaños que nunca, de tal forma que, para alcanzar los 176 de la mayoría absoluta sería necesario el acuerdo de más de dos grupos. O, como alternativa, la impensable gran coalición de populares y socialistas.

El PP baja en todas las comunidades. Pero sería el partido más votado en Canarias, Cantabria, Castilla y León, Ceuta, Melilla, Madrid, Navarra, Valencia, Asturias y Murcia. Igualan en número de escaños los dos principales partidos en cinco comunidades: Aragón, Galicia, Extremadura, Baleares y La Rioja.

El PSOE sería el segundo partido en ese hipotético Congreso. Tendría 131 diputados, 21 más que ahora, y casi tres puntos más de porcentaje de voto que en las últimas elecciones generales.

Los socialistas estarían por delante del PP en número de escaños en cuatro comunidades: Andalucía, Castilla-La Mancha, País Vasco y Cataluña, donde dan un bajón dramático.

En cualquier caso, la lenta subida no es todavía suficientemente pronunciada como para superar al PP, a pesar de los recortes del Gobierno, los incumplimientos del programa de los populares y la crisis.

Tampoco podrían formar los socialistas mayorías alternativas para alcanzar la mayoría absoluta con la suma de la izquierda. Con IU solo sumarían 156 escaños, a 19 de la mayoría absoluta: precisarían más apoyos para superar a un bloque alternativo liderado por el PP.

De ese hundimiento del bipartidismo los beneficiados son IU y UPyD, ambos con un número de escaños que nunca habían alcanzado la tercera y cuarta fuerza nacional.

IU pasaría del 6,9% de los votos al 12%, y de 11 a 25 escaños (incluyendo los que aportan los partidos con los que forma coalición en cada circunscripción). El partido dirigido por Rosa Díez subiría del 4,7% al 7,1% y de cinco a 11 escaños. Es decir, los dos doblarían ampliamente sus diputados.

El problema para ambos es que no serían decisivos en ninguna de las combinaciones, al menos, por sí solos.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído