José Antonio Viera, del PSOE, lleva dos años sin hablar en el Congreso

El señor diputado que nunca abre la boca y cobra 5.684 euros al mes por ir al pleno a votar

El representante socialista por Sevilla sólo ha planteado 43 preguntas escritas en su travesía parlamentaria

Viera Chacón comparte con su compañero socialista Alfonso Guerra y con el popular Jorge Moragas el cuestionable récord de haber planteado cero iniciativas y protagonizado cero intervenciones

La víspera del Día de los Inocentes, el pasado 27 de diciembre de 2013, nos escañdalizábamos al comprobar que, a diferencia del resto de los españoles, nuestros senadores y diputados disfrutan de casi dos meses de vacaciones en Navidad.

El Senado dio vacaciones el 19 de diciembre. No tendría mucha relevancia el dato, si no fuera que desde esa fecha hasta que sus señorías vuelvan a asistir a un Pleno, en concreto, el 11 de febrero, pasarán 53 días.

El primer mes del año 2014, tampoco supondrá un esfuerzo para los diputados. Por ahora, no hay ninguna convocatoria prevista, aunque podría haberla si fuese necesario.

Y cobran, hagan lo que hagan. Como relata, con tanta sorna como detalle, I.L.C. en ‘ABC‘ este 7 de enero de 2014, José Antonio Viera Chacón, el que fuera uno de los hombres fuertes del poderoso PSOE de Andalucía, lleva dos años como diputado en el Congreso a razón de 5.684,21 euros mensuales más pagas sin haber abierto la boca una sola vez en ejercicio de su labor parlamentaria.

No lo ha hecho en el hemiciclo ni tampoco en la comisión de Relaciones con el Defensor del Pueblo, que en 2013 sólo se reunió tres veces, por las que en conjunto Viera percibió 12.557,76 euros brutos (1.046,48 al mes) en su condición de vicepresidente segundo. Poco más, su misión en el palacio de la Carrera de San Jerónimo se reduce a ir acudir votar a los plenos.

Si la ociosidad de este diputado, al que la juez Alaya tiene en el punto d emira  por su más que probable participación en la mangancia d elos EREs andaluces, llama la atención es porque al cierre de 2012, acabado el primer año de legislatura, compartía junto con su compañero socialista Alfonso Guerra y con el popular Jorge Moragas el cuestionable récord de haber planteado cero iniciativas y protagonizado cero intervenciones. Y así siguen.

En el caso de Moragas, hay que subrayar que ejerce como jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que no cobra del Congreso, sino de Moncloa.

Sobre Guerra, no hay que olvidar que sí preside una de las comisiones más importantes de la Cámara, la de Presupuestos.

Paradójicamente, Viera es el único de los tres que ha abandonado esa lista del doble cero, pero solo a costa de registrar en el Congreso 43 preguntas escritas y algunas firmadas conjuntamente con una compañera de filas.

Las primeras 19 de esas preguntas fueron presentadas un mismo día, el 23 de mayo de 2012, esto es, 22 meses después de que hubiera tomado posesión de su escaño.

Para su estreno eligió interrogar sobre los ciclos formativos de Formación Profesional en cuanto a número de alumnos, plazas o empresas colaboradoras, entre otros, y la licitación de tramos de carretera en la provincia de Sevilla, por la que es diputado.

Sólo ha tenido el parlamentario tres fechas más de registro de preguntas en la Cámara: el 30 de mayo, cinco; el 31 de octubre, otras 14 y el 20 de noviembre, con cinco últimas cuestiones.

Contando los dos años íntegros que lleva ocupando escaño, a razón de 73.842,26 euros por ejercicio (sin tener en cuenta dietas u otros gastos), cada una de sus dudas ha costado 3.434,52 euros a los ciudadanos.

De la lista Viera-Guerra-Moragas se escapó otro muy conocido socialista en 2012 por poco: Manuel Chaves, expresidente de la Junta de Andalucía, que en aquel año planteó al Congreso un total de cinco preguntas por escrito.

Este 2013 que acaba de terminar solo ha formulado una. Ha sido sobre la «Extinción de la empresa La Almoraima, S.A.».

Si se le aplicaran los mismos criterios de coste que a Viera, esa sola cuestión preguntada por Chaves habría supuesto para los españoles el pago de 78.460,22 euros, su sueldo de todo el ejercicio incluido el complemento por ocupar el cargo al frente de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo. Ese complemento son 1.431,31 euros al mes.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído