ESCEPTICISMO ANTE OTRA POSIBLE TRAMPA DE SYRIZA

Tsipras ahora arruga y acepta las condiciones impuestas por el Eurogrupo

Grecia "está preparada para aceptar" este acuerdo a nivel técnico

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha remitido una carta a los responsables de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) en la que Atenas habría dado su conformidad a la práctica totalidad de la propuesta planteada por las instituciones a finales de junio.

Según informa el diario ‘Financial Times’, que ha tenido acceso al documento, Tsipras habría comunicado a los líderes de las instituciones la disposición del Gobierno griego para aceptar prácticamente al completo la proposición planteada con apenas unos pocos cambios.

Grecia «está preparada para aceptar» este acuerdo a nivel técnico «sujeto a las siguientes mejoras, adiciones o clarificaciones, como parte de la extensión del programa que expira y el nuevo rescate cuya petición ha sido remitida hoy, martes 30 de junio de 2015», expone la misiva.

El primer ministro griego señala además que «como podrán observar, nuestras enmiendas son concretas y respetan en su totalidad la robustez y credibilidad del diseño del conjunto del programa».

En su último texto, publicado el pasado domingo, las instituciones habían cedido respecto a su exigencia inicial de subir el IVA de los hoteles al 23%, y finalmente habían aceptado la propuesta del Gobierno griego de imponer una tarifa del 13%.

En el resto de tarifas se había llegado ya a un consenso, según el que habrá una tarifa superreducida del 6 % que solo se aplicaría a medicamentos, periódicos y teatro, una del 13 % para alimentos básicos, energía y agua -y ahora también los hoteles-, y una tarifa regular del 23 % para el resto.

En la carta de Tsipras a las instituciones, se acepta la reducción de 400 millones de euros en el gasto de defensa -el Gobierno pedía 200 millones- pero se pide escalonar esta reducción, empezando con 200 millones en 2016 y pasando a los 400 millones en 2017.

En cuanto a las pensiones, mantiene su petición de retrasar hasta octubre la subida paulatina de la edad de jubilación, y no en julio como exigían los acreedores. En un principio, Tsipras había propuesto enero del próximo año como fecha de comienzo.

Además, cede en cuanto a los subsidios a los pensionistas de bajos ingresos y ahora está dispuesto a eliminarlos completamente a partir de 2019, en lugar de sustituirlos por otras ayudas, pero rechaza la exigencia de las instituciones de recortar con efecto inmediato en un 20% el colectivo de personas que puedan beneficiarse de estos pagos.

Esta propuesta, dice el Gobierno, está enmarcada en la petición de una prórroga del rescate que expiró anoche tras ser denegada esta solicitud en el Eurogrupo, y de la propuesta de un nuevo préstamo al Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído