Sumando los 123 diputados populares a los 40 ciudadanos, hay en la práctica una minoría de bloqueo en el Congreso

La mayoría absoluta del PP en el Senado le permitirá torpedear cualquier ley si no gobierna

El Partido Popular ha conseguido renovar su mayoría absoluta en la Cámara alta con 124 senadores electos

La mayoría absoluta del PP en el Senado le permitirá torpedear cualquier ley si no gobierna
Susana Díaz y Pedro Sánchez. EP

El Partido Popular podría bloquear temporalmente las leyes y tener el control sobre cualquier reforma constitucional, lo que ata de pies y manos a Sánchez si pacta con los partidos independentistas para gobernar

Mientras todos los focos mediáticos se centraban en los resultados del Congreso de los Diputados, el Partido Popular se hacía silenciosamente con la mayoría absoluta del Senado, con 124 escaños.

Incluso teniendo en cuenta los diputados de designación autonómica, el PP sigue manteniendo la ventaja. El Senado es una cámara con poca relevancia a ojos de los ciudadanos, pero que resulta de vital importancia a la hora de realizar cualquier reforma constitucional.

El resultado cosechado por el PP en el Senado permite, además de bloquear durante meses las leyes que provengan del Congreso, frenar completamente cualquier reforma de la Constitución.

El procedimiento de la reforma constitucional exige dos terceras partes de la cámara alta o, en caso de no conseguirse, mayoría absoluta.

Es decir, la nueva composición del Senado ata de pies y manos a Pedro Sánchez, puesto que la llave para un hipotético pacto que le aupase a La Moncloa está en manos de los partidos independentistas.

Cualquier promesa que Sánchez les haga requerirá la aprobación de la Cámara alta, donde el PSOE no tiene poder de decisión.

Es más: en ese sentido, el propio Pablo Iglesias se ha cerrado las puertas a un pacto con el PSOE al poner como condiciones «inaplazables, imprescindibles e irrenunciables» cuestiones como el blindaje de los derechos sociales en la Constitución o la reforma territorial, para las que es necesaria la mayoría absoluta en ambas cámaras.

Es decir, o renuncia a las «irrenunciables» condiciones o no pacta con el Partido Socialista.

El PP ha registrado un descenso desde los 136 escaños que logró en las elecciones de 2011, récord histórico para un partido en la historia de la Democracia española, pero se mantiene en la mayoría absoluta con una amplísima ventaja sobre la segunda formación más votada, el PSOE.

Los socialistas han conseguido 47 escaños, los mismos que registraron en las pasadas elecciones, mientras que Podemos ha estado muy lejos de replicar su éxito en el Congreso en las elecciones al Senado, consiguiendo únicamente 9 escaños para esta Cámara bajo esa denominación.

Sumando todas sus siglas, la formación morada llega a 17 senadores. Democràcia i Llibertat, la marca electoral de Convergencia, se queda con 6 escaños.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído