El líder del PSOE tiene 'plan B': entrar en La Moncloa con el apoyo de Ciudadanos y la abstención de Podemos

Pedro Sánchez le está comiendo el tarro a Albert Rivera para que le haga presidente del Gobierno

Pedro Sánchez le está comiendo el tarro a Albert Rivera para que le haga presidente del Gobierno
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EP

La constitución del Congreso de los Diputados esta semana ha dado lugar a un recrudecimiento en las relaciones entre PSOE y Podemos.

Tras no serle permitido a los aliados regionales de Podemos configurar grupos parlamentarios propios, Pablo Iglesias se ha lanzado a un agresivo ataque contra Pedro Sánchez, que pone más distancia en un futuro pacto de investidura entre ambas formaciones.

Sin embargo, el líder socialista ya explora un plan alternativo al pacto con Podemos, según ha informado este sábado El Periódico de Cataluña, que consistiría en ser investido presidente con el apoyo de los 40 diputados de Ciudadanos y la abstención de Podemos y de los grupos nacionalistas e independentistas.

Sánchez conseguiría 130 diputados, siete más que los 123 del Partido Popular. Fuentes socialistas citadas por el diario esgrimen que la cuestión radica en sumar más votos a favor que en contra.

El acercamiento a Ciudadanos es un hecho tras el pacto para elegir a Patxi López nuevo presidente de la Cámara.

Además, la cortesía de ceder senadores a ERC y Democracia y Libertad también parece un guiño a los partidos nacionalistas e independentistas, cuya abstención también resultaría fundamental para que Sánchez fuera investido.

Por otra parte, Podemos se vería en una situación con pocas opciones: o bien abstenerse, o bien votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez alineándose con el Partido Popular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído