Los 'nuevos políticos', incluido beca-black Errejón, se lían y votan mal en el Congreso

La unidad de España divide al Congreso de los Diputados español

La unidad de España divide al Congreso de los Diputados español
Girauta y Albert Rivera (CIUDADANOS). PD

En el primer pleno ordinario de esta legislatura, el Congreso ha votado este 15 de marzo de 2016 dos proposiciones no de ley, de PP y Ciudadanos, en defensa de la unidad y la soberanía de España. Aunque no han sido rechazadas, no han conseguido el apoyo unitario de PP, PSOE y Ciudadanos. En el debate no han participado ni Mariano Rajoy ni Pedro Sánchez.

El partido de Albert Rivera ha apoyado la propuesta del PP, pero el PSOE se ha abstenido. Los socialistas habían anunciado su voto a la de Ciudadanos, y el PP su abstención (Los ‘nuevos políticos’, incluido beca-black Errejón, se lían y votan mal en el Congreso).

La diputada catalana popular Dolors Montserrat, ha subrayado que «ahora más que nunca» hay que defender la unidad de España «sin fisuras», porque es lo que espera «la gran mayoría» de los españoles, y ha dicho esperar que «no se anteponga» un pacto PSOE-Ciudadanos de reformar de la Constitución -iniciativa que incluía la propuesta de C’s- a la unidad de España.

«HARTAZGO» CON QUIENES DESPRECIAN LA CONSTITUCIÓN

Montserrat ha mostrado el «hartazgo» de quienes «desprecian» esa «gran obra» que es la Constitución, que ha traído «el mejor periodo de gloria de la historia», y ha criticado, en concreto, a quienes quieren cambiarla por el solo hecho de que «no es nueva» o «no la votaron».

La popular ha cargado contra quienes pretenden «fracturar» España y quienes plantean la celebración de un referéndum como «única respuesta» al conflicto catalán para subrayarles que ni la democracia ni la política son «votos», sino «respeto a la ley», y para que abandonen las «imposiciones» que, a su juicio, «la independencia no tiene cabida en un mundo global».

Albert Rivera ha defendido que Ciudadanos quiere «actualizar y mejorar» la Constitución pero «no romper lo que nos une» y ha dejado claro que la igualdad y unidad de los españoles «no son moneda de cambio» de un nuevo gobierno o de un pacto de legislatura.

«No vamos a reformar la Constitución para contentar a Mas o Junqueras, pero sí podemos satisfacer a la inmensa mayoría de los españoles impulsando un nuevo proyecto común», ha manifestado Rivera, invitando en concreto a PP y PSOE a pensar no sólo en apoyar el artículo de la Constitución, sino en promover la reforma de la Carta Magna.

LA ESPAÑA FEDERAL DEL PSOE

La catalana Meritxell Batet, del PSOE cree que el Congreso debería no sólo decir que «hay que cumplir la ley» sino «dialogar, escuchar, entenderse con el otro, aproximarse y acordar», algo que, según ha denunciado, «no ha hecho» el PP en los últimos cuatro años. «La solución a los problemas territoriales no vendrá de proclamas solemnes como las del PP, sino poniéndonos a trabajar como ha hecho el PSOE y Ciudadanos», ha destacado, poniendo en valor las reformas constitucionales que ambos partidos han acordado impulsar.

La situación de Cataluña exige «una solución política», según ha dicho, y ésta pasa para los socialistas por una reforma de la ley de leyes para caminar hacia una España federal, una reforma que es laque están esperando «la inmensa mayoría de los catalanes» para volver a sentirse «parte» de un proyecto común.

LA «VICTORIA» DE LOS SOBERANISTAS

Para el convergente Francesc Homs, portavoz de Democracia y Libertad (DL), debatir estas iniciativas en el Congreso es una «victoria» de los independentistas porque «certifican el fin del marco constitucional» de 1978.

También Joan Tardà, de Esquerra Republicana (ERC), y Marian Beitialarrangoitia, de Bildu, han criticado las iniciativas constitucionalistas reivindicando la autodeterminación: «Cataluña será lo que decidamos y ustedes, a respetarlo», ha exigido el independentista catalán.

Aitor Esteban, portavoz del PNV, ha tachado a los populares de «patriotas de boca y pocos hechos», ya que reivindican la Constitución el mismo día que se niegan a que el Gobierno en funciones sea sometido a control parlamentario conforme a lo que establece la Carta Magna.

A su juicio, lo que pretende el PP es «achicar el espacio a los grupos de izquierda y especialmente a los socialistas» para que no se acerquen a los nacionalistas, «como si la derecha no hubiera pactado con nacionalistas y más de una vez».

PODEMOS, EN CONTRA DE ‘INSTRUMENTALIZAR’ CATALUÑA

Y también se han pronunciado en contra Compromís, Podemos y En Común. Íñigo Errejón, portavoz de la formación morada, ha insistido en que lo que perjudica la unidad de los españoles son las consecuencias de la crisis y cree que populares y convergentes se retroalimentan porque tienen en común ‘el 3% de las mordidas’.

«Votamos no al intento de instrumentalizar Cataluña, votamos No a este gesto vacío porque la unidad se construye día a día -ha enfatizado-. Esta España sí que ilusiona, y no la del frentismo’.

También el portavoz de En Comú, Xavier Domènech, ha acusado a PP, PSOE y Ciudadanos de «no aceptar» la realidad que existe «de forma creciente» en España, como es la «plurinacionalidad», y les ha afeado que se «llene la boca» con la unidad de España cuando la «deshacen» con su práctica diaria.

El diputado catalán ha destacado que el pasado 20 de diciembre en Cataluña ganaron las opciones que defienden la celebración de un referéndum, «ese mensaje de fraternidad» que tanto los «populares» como los socialistas y los de Albert Rivera «desoyen, falsean y manipulan».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído