Arenales Serrano exige que haya más controles para los parlamentarios

La senadora del PP que reconoce que su labor es un chollo: «He trabajado 17 días en cuatro meses»

La frase de 'vives mejor que un diputado' no es ninguna exageración

La senadora del PP que reconoce que su labor es un chollo: "He trabajado 17 días en cuatro meses"
Arenales Serrano. PD

A partir del 2 de mayo de 2016, cuando las Cortes quedan disueltas, los parlamentarios ya no tienen excusa para cargar al Congreso o al Senado sus traslados a Madrid desde sus respectivas circunscripciones, pero durante las ocho semanas que quedan hasta el 26-J pueden seguir disfrutando personalmente del ‘kit tecnológico’ que recibieron el día que recogieron su acta de parlamentarios: móvil de última generación, iPad y línea ADSL en su domicilio. Los que no repitan escaño tendrán que devolverlo o quedárselo «a precio de mercado», ya que están prácticamente nuevos.

Para comprobar si el dicho de «vives mejor que un diputado» es un mito o una realidad, el diario El Español repasa con una decena de miembros de las Cámaras cómo ha sido su labor parlamentaria en esta efímera legislatura. Todos han coincidido en el diagnóstico de que esta legislatura fallida ha servido para que cada uno se posicione y rechazan frontalmente que su trabajo no haya servido para nada.

Un Gobierno en funciones limita la capacidad legislativa de un Parlamento tan fragmentado que no es capaz de elegir un nuevo Ejecutivo. Durante este tiempo, los parlamentarios (sobre todo los de Podemos y Ciudadanos) han registrado todas las Proposiciones no de Ley que han podido, pero son propuestas que solo aportan visibilidad y no van a ningún lado.

En los grandes grupos parlamentarios se ha dado la extraña circunstancia de que un número muy reducido de diputados han concentrado el grueso del trabajo de una legislatura que, aunque solo ha durado cuatro meses, todos sus miembros disfrutaron de tres semanas consecutivas de vacaciones en Semana Santa. La senadora Arenales Serrano (PP) conversa con este diario el jueves a una hora laboral, mientras espera la salida de un vuelo a Venezuela para un viaje personal.

Desde que se constituyó el Senado el 13 de enero, esta parlamentaria calcula su desempeño: «He ido a trabajar 17 días. Cinco plenos de dos días cada uno; algún acto que me han invitado sobre terrorismo, medio ambiente… y fui a colocar el despacho y ahora a quitarlo».

Esta senadora en particular ha hecho una única intervención parlamentaria como portavoz de Economía en el Senado. “Llevé una propuesta con medidas muy importantes para fomentar la competitividad y el crecimiento de empleo, que es lo que realmente importa a la gente”.

Serrano es consciente de los escasos controles que existen para vigilar el buen hacer de la clase política española y apuesta por reforzar los cauces de vigilancia en las Cortes. «Los ciudadanos tendrían que controlarnos más a los políticos. Un médico, por ejemplo, que tiene que pasar consulta y recibe cuatro pacientes cada hora es difícil que se escaquee». Además de su trabajo como senadora, la parlamentaria añade que ha participado en los actos que su partido ha organizado en algunas grandes plazas como Sevilla o Zaragoza y ha atendido a los medios de comunicación cuando se lo han pedido.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído