La Cámara Alta es fundamental para poder reformar la Constitución

El PP amplia su mayoría absoluta en el Senado mientras el PSOE baja y Unidos-Podemos sube

Los socialistas se dejan cuatro escaños y los de Iglesias suben ocho

Si en diciembre los 'populares' ya consiguieron hacerse con 124 asientos, ahora serían 125 los que cosecharían

Si durante las últimas semanas los medios se han copado de sondeos, todos iban destinados a calcular la intención de voto y el número de diputados que cada partido conseguiría en el Congreso de los Diputados.

No se ha tenido en cuenta en estas encuestas una cámara como el Senado, no tan trascedental como la baja a la hora de legislar, pero imprescindible para una eventual reforma de la Administración.

Según el estudio hecho por la consultora GAD3 para el diario ABC, el PP lograría revalidar e includo ampliar la mayoría absoluta que ya consiguió el 20D en la cámara de segunda lectura.

Si en diciembre los ‘populares’ ya consiguieron hacerse con 124 asientos, ahora serían 125 los que cosecharían.

Una cantidad que se une a los 21 que ya tiene el partido por designación autonómica y que arrojan un total de 146 senadores frente a los 266 totales con los que cuenta el hemiciclo.

En segundo lugar se mantendría el PSOE, que, sin embargo pierde cuatro senadores respecto a los 47 que sacó en diciembre. A los 43 que conseguirían los socialistas en junio habría que sumar también los 20 que tiene ya de antemano por designación autonómica, quedándose con 63 en total.

Más beneficiado, aunque se mantiene tercero, está Podemos. Su alianza con IU hace que los de Pablo Iglesias añadan ocho senadores más a los 17 que ya obtuvieron el 20D, en parte, gracias a sus alianzas territoriales.A estos 25 senadores conseguidos el 26J, la formación ‘morada’ añadiría los siete que ya tiene por designación autonómoma, quedándose en 32.

Más notorio es el bajón de ERC, que si el 20D consiguió seis senadores, en junio bajaría hasta quedarse con tres, a los que habría que sumar los dos que ya tiene por designación autonómica.

Algo que no le ocurre a DiL, que si experimenta una clara bajada en sus aspiraciones al Congreso, en el caso del Senado mantiene los seis escaños que consiguió hace cinco meses, a los que se suman los otros dos que ya tiene por designación autonómica. Por su parte, el PNV también desciende y pasaría de conseguir seis asientos a sacar sólo cuatro, al que habría que sumar el que ya tiene de antemano, quedándose en cinco.

Quien no consigue ningun senador, como ya le pasó en diciembre, es Ciudadanos. Los de Albert Rivera tienen que conformarse con los tres senadores que el partido tiene por designación autonómica.

Algo que también le ocurre a EH Bildu, que, al igual que en diciembre, no conseguiría ningún senador en las urnas y tendría que quedarse con el que ya tiene por el cupo autonómico.

Por su parte, Coalición Canaria (CC) revalidaría el escaño que consiguió en diciembre y lo sumaría al que ya tiene por designación autonómica, quedándose en dos.

Así las cosas, el PP tendría una mayoría absoluta incontestable para hacer y deshacer en la Cámara, haciendo vano cualquier pacto de la oposición para impulsar tales o cuales medidas.

Este hecho podría suponer un nuevo reproche de Podemos a Pedro Sánchez después de negarse Ferraz a concurrir en candidaturas conjuntas con el partido ‘morado’ y con IU al Senado, como sí querían los socialistas valencianos y como hubiesen podido llegar a amenazar el dominio ‘popular’.

De otro lado, quedaría por saber si los socialistas, como ya hicieron tras el 20D, prestarían algún senador suyo a ERC de nuevo o al PNV para que consigan tener grupo propio en la Cámara Alta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído