Ciudadanos rechaza las alegaciones del partido catalán

El Congreso deja a la independentista Convergència sin grupo y manda al Mixto a sus ocho diputados

El PP, PSOE y Podemos se abstienen

Ignacio Prendes, vicepresidente de la Mesa de Ciudadanos, se ha apuntado el tanto y con todo mérito

La Mesa del Congreso de los Diputados ha dejado por primera vez a Convergència -ahora, Partit Demòcrata Català- sin grupo propio.

En medio del desafío del Parlamento catalán al Tribunal Constitucional, el órgano de gobierno de la Cámara, impulsado por Ciudadanos, baja ha rechazado este 2 de agosto de 2016 las alegaciones de la formación nacionalista y ha decidido enviar a sus ocho diputados al Grupo Mixto.

Lo han hecho sus nueve miembros con una combinación de abstenciones y votos en contra.

Los tres populares y los dos socialistas se han abstenido, al igual que los dos de Podemos y En Comú Podem (siete abstenciones en total). Los dos representantes de Ciudadanos han votado en contra.

La negativa del Congreso llega un día después de la del Senado. Esta circunstancia convierte por primera vez a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el único partido catalán con grupo propio en las dos Cámaras y deja a la formación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, sin los tres millones de asignaciones que le hubieran correspondido en caso de poder formar grupo.

Ignacio Prendes, vicepresidente de la Mesa de Ciudadanos, se ha apuntado el tanto y con todo mérito:

«Finalmente, Convergència no tendrá grupo parlamentario, pero si no lo va a tener es porque los dos miembros de Ciudadanos teníamos claro que ni los votos ni el porcentaje lo permitían».

«Todos estaban presos de un mar de dudas. Han preferido ponerse de perfil y mirar para otro lado», ha proseguido en referencia al voto del PP, del PSOE y de Podemos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído