La absuelta Infanta regresa al Palacio Rel para asistir a la misa funeral por su tía Alicia de Borbón-Parma

La mala cara de Doña Letizia en el reencuentro oficial con su mosqueada cuñada Cristina

Entró acompañada de su hermana, la Infanta Elena, pero sin su marido, al que no se esperaba

La mala cara de Doña Letizia en el reencuentro oficial con su mosqueada cuñada Cristina
Los reyes, con las infantas Elena y Cristina detrás EFE

Miradas de soslayo en la capilla del Palacio Real, y malas caras vistas las circunstancias.

Pero no quedaba otra.

La Infanta Cristina regresó este jueves 11 de mayo de 2017 al Palacio Real por primera vez en cuatro años para asistir a la misa funeral por su tía Alicia de Borbón-Parma, fallecida a los 99 años el pasado 28 de marzo. (El real mosqueo de una sufrida infanta Elena con don Felipe y doña Letizia que la aleja del palacio).

Doña Cristina, que por primera coincidía con los Reyes en un acto público, aunque hace dos años se vieron en privado, y absuelta como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin, fue condenada al ‘ostracismo’. (El precio que ha pagado el Rey Juan Carlos por la absolución de la Infanta Cristina… según Anguita).

Entró acompañada de su hermana, la Infanta Elena, pero sin su marido, al que no se esperaba. Doña Cristina asistió al acto religioso desde la primera fila de asientos reservada a la familia del Rey, donde también se sentaron su hermana y sus tías, las Infantas Pilar y Margarita, y la esposa de ésta, Carlos Zurita.

En la misa, la Infanta Cristina coincidió con los Reyes Felipe VI y Doña Letizia, -cuya incomodidad era evidente- y con Don Juan Carlos y Doña Sofía, como ya ocurrió en octubre de 2015 con el funeral del Infante Don Carlos en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Los Reyes han presidido el acto desde un dosel situado en perpendicular con el altar mayor.

La presencia de la Infanta se daba por hecho desde hace días, aunque Doña Cristina no acudía a un acto en el Palacio Real desde junio de 2013, cuando toda la Familia Real tomó parte en la misa conmemorativa del centenario del nacimiento de don Juan de Borbón. Sin embargo, la Infanta mantiene una estrecha relación con sus primos, los Borbón Dos Sicilias.

Tanto es así que esta Semana Santa se alojó con su familia en la finca familiar, invitada por su prima Cristina y por Pedro López Quesada. A su vez, Cristina de Borbón Dos Sicilias se quedó con los hijos de la Infanta en Ginebra durante febrero del pasado año, cuando la hermana de Felipe VI tuvo que declarar por su imputación en el caso Nóos.

En la capilla de Palacio estaba toda la familia de Felipe VI. Además de sus hermanas y los Reyes Eméritos, acudieron los Gómez Acebo y los Zuritas, así como la familia Borbón Dos Sicilias. 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído