Política
El rey emérito don Juan Carlos PD

Pocos saben de las andanzas del rey emérito tras estallar el caso Corinna del que ha salido airoso, aunque tocado y muy enfadado con Zarzuela por sus decsiones de apartarlo de actos familiares con burdas excusas. (El Rey Juan Carlos, tras salvarse por los pelos del 'Caso Corinna', no oculta su cabreo con la Zarzuela).

Los planes cancelados, las cenas semi-escondido con su círculo más cercano y suls esperas pàrapetado en coches, han dejado paso ahora a una escapada en toda regla que ha tenido como destino Nueva York.

De ella da cuenta 'Jaleos', que informa de que ha sido visto saliendo de un hotel de lujo en el Upper East Side (la zona más exclusiva de la Gran Manzana) en compañía de un escolta. Esta escasa seguridad llama la atención tratándose de un ex jefe del Estado, pero puede deberse a un deseo por parte del rey de preservar el anonimato.

Se trata del hotel The Surrey consta de cinco estrellas y dispone de todos los lujos para que el emérito no tenga que echar de menos las comodidades de las que disponía en Zarzuela. Este hotel ya ha sido residencia de personajes de la talla de John F. Kennedy, Bette Davis y otros rostros conocidos. 

Uno de los elementos diferenciadores de este hotel respecto a otro es la privacidad de la que pueden disfrutar sus huéspedes, que les permite "retirarse del público y mantener un perfil bajo", como anuncia la propia web. e disfrutar de las maravillas de Nueva York sin comprometer su espacio personal.

Eso sí, no está al alance de todos los bolsillos, la habitación más cara (la suite ultra de dos dormitorios) supera los 2.000 euros por noche, mientras que la más barata ronda los 600 euros. Precios que son elevados para la gran mayoría de las personas pero que tampoco suponen un gran desembolso para un monarca.

Entre estos lujos se incluye el de una cama de máxima calidad con ropa de cama de la marca Sferra personalizada, batas italianas lujosas de Pratesi, servicio gratuito de lustrado de zapato y periódicos internacionales diarios.

Las poderosas razones del Gobierno de Sánchez para no investigar al rey Juan Carlos