LAS FACTURAS SECRETAS DE LA MOCIÓN DE CENSURA DE PEDRO SÁNCHEZ

Pedro Sánchez suspende en julio y le queda para septiembre aprobar el techo de gasto si quiere gobernar

"No por ser progresista uno se puede dormir en los laureles", lamenta ERC. Los socios parlamentarios del Gobierno acusan a Sánchez de "no currárselo"

Pedro Sánchez suspende en julio y le queda para septiembre aprobar el techo de gasto si quiere gobernar
Pedro Sánchez (PSOE). EP

¿Sabías que Pablo Iglesias va a convertir de La 2 de TVE en la cadena del fomento de la 'plurinacionalidad' y la 'diversidad sexual'?

Lo resumió Joan Tardá, portavoz de ERC: «No por ser progresista uno se puede dormir en los laureles. Esperamos que en la primera semana de septiembre venga los deberes hechos. Es decir, lo que no aprueba ahora lo pueda aprobar en septiembre, como un mal estudiante».

Julio se consumía entre calurosos y tediosos plenos en el Congreso de los Diputados en los que Pedro Sánchez ya ha comprobado lo que es perder.

Primero, hace semanas, con su primer decreto-ley, la dirección interina de RTVE, tras siete plenos que acabaron con dos equivocaciones o sabotajes.

Este 27 de julio de 2018, el Gobierno logró maquillar el fiasco, al lograr que la periodista Rosa María Mateo sea la administradora única de los medios públicos.Rosa será un figurón, porque el poder real en el ente público ha sido entregado por el socialista Sánchez a Pablo Iglesias y los zarrapastrosos de Podemos (¿Sabías que Pablo Iglesias va a convertir de La 2 de TVE en la cadena del fomento de la ‘plurinacionalidad’ y la ‘diversidad sexual’?).

El independentista Tardá se refería al conocido como techo de gasto: los objetivos de déficit y deuda que definen la senda de estabilidad o gasto público que el Gobierno debe aprobar como antesala de los Presupuestos Generales del Estado, según recoge Daniel Basteiro en El Español.

El Gobierno cantó victoria al conseguir que Bruselas autorizase el gasto de 6.000 millones más el año que viene (cinco décimas del PIB), de los cuales 2.500 serían oxígeno para las comunidades autónomas.

¿Cómo podría nadie estar en contra de un respiro en los objetivos de déficit? ¿Cómo podría nadie ser más papista que Bruselas?

El Ejecutivo anticipó el «no» del PP y Ciudadanos, pero acusó como un gran mazazo la deserción de aquellos que consideraba socios: Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y Compromís. Se abstuvieron, que en la práctica surtía el mismo efecto que votar «no» con el PP y Ciudadanos.

«Nos han hecho un roto de mucho cuidado», resumía un ministro de Sánchez. 

Este viernes, los nuevos objetivos naufragaron en el Congreso sin que el Gobierno hiciese nada para evitarlo y entre quejas de sus aliados. Todos sus socios, con los que Sánchez llegó a la presidencia a través de una moción de censura, le dieron la espalda a excepción del PNV.

«No se lo curran nada, creen que nos tienen gratis y sólo tienen 84 diputados», lamentaba un portavoz nacionalista esta semana.

VÍDEO DESTACADO: El vídeo que saca los colores a la mujer de Pedro Sánchez y pone negro a su marido

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído