LAS COSAS DEL GOBIERNO SOCIALISTA Y SUS AMIGOS

Encuestas: PP y Ciudadanos están 10 escaños por encima de PSOE y Podemos

Nacionalistas catalanes y vascos continuarían teniendo la llave de las mayorías en el Congreso de los Diputados de España

Encuestas: PP y Ciudadanos están 10 escaños por encima de PSOE y Podemos
Elecciones, partidos políticos, campañas y encuestas en España. PD

Hay que tomar los datos con pinzas, porque no hay elecciones a la vista y además, porque quien ha pagado el sondeo es ‘La Vanguardia’ y ya se sabe que la encuesta es siempre para el que la financia (Ni España ni los españoles se merecen a Pedro Sánchez y este Gobierno de mierda).

El PP y Cs sacarían en estos momentos diez escaños a la suma de PSOE y Podemos. Aunque la encuesta da por ganador al PSOE, que pasaría de sus 85 escaños actuales a 109 con un 27% de las papeletas, su crecimiento sería a costa de Podemos y ni aún así le salen las cuentas: de los 23 escaños que perdería el partido de Pablo Iglesias, para pasar de 71 a 48, el de Pedro Sánchez sólo atraparía 24.

En el sondeo de NC Report que pública La Razón este lunes 12 de noviembre de 2018, el centro derecha está al borde de la mayoría absoluta, entre 168 y 174 diputados, sólo dos menos de los necesarios para romper ese límite.

El bloque de izquierdas se sitúa entre los 150 y 156 escaños. Pero si entra en juego el poder independentista, la situación dejaría un contexto de empate prácticamente ingobernable.

Las izquierdas con el apoyo de PDeCAT y ERC estarían entre los 166 y los 174 escaños. Con PNV y EH Bildu la balanza podría acabar de inclinarse definitivamente del lado del mismo bloque que está ahora en el poder.

Esta clave es determinante para entender la resistencia del Gobierno socialista a convocar elecciones en estos momentos, aunque ya admita como posibilidad que no podrá sacar adelante los Presupuestos de 2019 por falta de apoyo soberanista.

La encuesta de NC Report se realizó entre el 5 y el 9 de noviembre, semana en la que el PP arrastraba la crisis por la filtración de las conversaciones entre la ex secretaria general María Dolores de Cospedal y el ex comisario José Villarejo.

SONDEO DE GAD 3 PARA LA VANGUARDIA

En cualquier caso, según un sondeo de GAD3 para ‘La Vanguardia’, realizado entre los días 2 y 7 de noviembre de 2018, el PSOE lidera la intención de voto en unas eventuales elecciones generales con una estimación cercana al 27% de los sufragios (cuatro puntos más que en las elecciones generales), mientras que el PP pierde un tercio de su capital electoral y desciende a poco más del 22%, en un apretado empate con Ciudadanos (Los 150 días de Pedro Sánchez en La Moncloa: una apología de la mentira y la demagogia).

Hace apenas seis meses, según la anterior encuesta del mismo instituto, el socialismo español permanecía estancado en un resultado prácticamente idéntico al de los comicios del 2016, mientras Ciudadanos capitalizaba el desgaste del gobierno del PP y se ponía a la cabeza en intención de voto (Y por si le faltaba algo al inepto Pedro Sánchez, ahora manosea la Educación).

Ciudadanos habría caído ahora en más de cinco puntos con respecto a sus expectativas de marzo de 2018, pero casi duplicaría su estimación de voto con relación a las generales de hace dos años (del 13%, entonces, a casi el 22%, ahora) y de ahí que empate hoy con el PP (Losantos deja hecho unos zorros a ‘Kennedy’ Sánchez desmontando la burda mentira del magnicidio).

Podemos, que en marzo de 2018 había sufrido un descenso de más de cuatro puntos con respecto al resultado del 2016, parece haber cortado esa sangría desde su papel de principal aliado parlamentario del gobierno y mantiene la misma estimación de hace seis meses pese al simultáneo ascenso de los socialistas.

Estos últimos explican su avance básicamente a partir del trasvase de uno de cada cinco antiguos votantes de Iglesias (o del PDECat en Cataluña).

Esa nueva correlación del voto tiene, sin embargo, un impacto muy limitado en la actual distribución de escaños entre centro derecha e izquierda en el Congreso de los Diputados español.

Si ahora, PP y Cs suman 169 diputados, la estimación de GAD3 les otorga un total de 167 (92 los populares y 75 los naranjas, pese a que su diferencia en votos sería de cuatro décimas, aunque el PP rentabiliza mejor sus apoyos merced a una implantación territorial más homogénea).

Y a esa cifra podría añadirse el solitario escaño de los derechistas de Vox, que cosecharían más del 3,4% de los sufragios (y más de 800.000 papeletas), pero que sólo lograrían entrar en el reparto de escaños en Madrid.

El PSOE y Unidos Podemos -que ahora reúnen 156 diputados en el Congreso- sumarían 157, uno más. Eso sí, con una distribución distinta: el socialismo lograría 109 (25 más que ahora) y Podemos, 48 (23 menos).

Sin embargo, el paisaje parlamentario apenas cambiaría en una Cámara que por su fragmentación actual requiere ya de múltiples actores para reunir la mayoría absoluta.

Es decir, en ese nuevo escenario los nacionalistas catalanes y vascos continuarían teniendo la llave de la gobernabilidad.

En concreto, un nuevo gobierno del PSOE necesitaría el respaldo de Podemos, ERC, PNV y PDECat para superar el listón de los 176 diputados. Y enfrente, los 167 escaños de PP y Cs precisarían el improbable respaldo simultáneo de PNV y PDECat para rebasar la barrera de la mayoría absoluta.

 Un 27% de los consultados prefiere a Sánchez en la presidencia y menos del 20% a Rivera. Sin embargo, Cs supera al PSOE en la valoración global de su estrategia como partido, y la gestión del Ejecutivo registra una tasa de opiniones negativas del 52%.

El mayor obstáculo al que se enfrenta el PSOE es el rechazo que suscita en la opinión pública la continuidad de la legislatura en el caso de que Sánchez no logre aprobar los presupuestos.

Un 75% de los consultados cree que el presidente debe disolver las cámaras y convocar nuevos comicios si no logra aprobar las cuentas. Y la opción de prorrogar los presupuestos sólo tendría el apoyo del 35% (o del 42% en Cataluña).

En Cataluña, ERC sumaría dos escaños a los nueve actuales mientras que el PDECat caería de ocho a seis.

LA ENCUESTA DE NC REPORT PARA LA RAZON

Aunque el PP está por debajo del PSOE en porcentaje de voto, el 26,3 por ciento frente al 26,5 por ciento, el reparto de escaños beneficia a los populares al concederle una horquilla de entre 104 y 107, y entre 103 y 106 para el partido del Gobierno.

La formación de Casado sigue estando entre 30 y 33 escaños por debajo de sus resultados del 26 de junio, más de 1,7 millones de votos menos que en 2016, y el PSOE mejora entre 18 y 21 diputados, hasta 830.154 votos más que en las últimas generales.

La moción de censura descolocó a Podemos y a Ciudadanos en los roles que habían adoptado en esta Legislatura. Pero los meses transcurridos suman de momento a su favor.

En el caso de la formación morada rentabiliza que su «número uno» se haya reincorporado plenamente a la vida política y que haya optado por representar el papel de vicepresidente del Gobierno, que lleva la iniciativa en la negociación presupuestaria y en otras cuestiones clave, como la relación con los partidos independentistas.

Mientras que cuando le interesa electoralmente se desmarca de Pedro Sánchez para apretar las tuercas al Gobierno socialista por el flanco de la izquierda, como, por ejemplo, con los gastos hipotecarios.

En la competición en el bloque del centro derecha Albert Rivera sigue beneficiándose de que en el eje del debate político esté el tema territorial y Cataluña. Además de la ventaja que le otorga siempre que el PP tenga que batallar contra fantasmas del pasado como Bárcenas, la Gürtel y ahora Villarejo.

Aunque la nueva dirección del PP no tenga nada que ver con esta etapa, ese ruido sigue alejando el voto más de centro de la opción popular. Mientras que la etiqueta del «aznarismo» o del giro a la derecha del PP no suma voto de centro, pero tampoco parece que esté siendo eficaz para frenar el ligerísimo ascenso de Vox.

Quizá puede ser clave que la distancia electoral limita el efecto del voto útil, que Génova aspira a tener de su lado cuando llegue el momento de elegir en las urnas. El lema del PP es que Casado es la única garantía del bloque de centro derecha para frenar un Gobierno de las izquierdas, pero de momento las encuestas reflejan que la competición entre Casado y Rivera continúa tan abierta como cuando Mariano Rajoy estaba al frente del PP.

Ciudadanos ha subido un 6,8 por ciento con respecto a las elecciones generales celebradas en 2016, lo que hoy les daría entre 32 y 35 escaños más, situándose con una expectativa de representación parlamentaria de entre los 64 y los 67 diputados. En el actual Congreso tienen 32 diputados, y el PP 137. La diferencia entre los dos se acortaría a los 40 escaños.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído