Política
Josep Borrell (PSOE) y Gabriel Rufián (ERC). EP

Por la boca muere el pez, que dice un viejo refrán español (Nombran 'Gilipollas del año' a Gabriel Rufián, ¿saben quiénes le acompañan en el pódium?).

El portavoz de ERC Gabriel Rufián ha asegurado que Podemos les ofreció la salida del Gobierno del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, a cambio de que su formación apoyase el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el Ejecutivo aprobará en el Consejo de Ministros del viernes 11 de enero de 2019 (Alberto Jiménez Becerril a Rufián: "No abro regalos con mis padres desde los 7 años por tus amigos de ETA").

En una entrevista que hoy publica eldiario.es, el parlamentario catalán responde así al ser preguntado sobre la posibilidad de que el titular de Exteriores abandone el Gobierno para asumir otras responsabilidades.

"No voy a decir quién, pero Podemos nos propuso durante un tiempo la cabeza de Borrell a cambio de nuestro apoyo a los presupuestos. Dijeron que ellos presionarían para que Sánchez hiciera ese gesto. Les dijimos que ojalá el problema fuera Borrell".

En la entrevista, el portavoz adjunto de ERC asegura que no pide "la cabeza de ningún ministro ni de ningún representante electo del Congreso".

"Ahora bien, que Borrell no esté ocupando un ministerio de Estado siempre es una buena noticia porque es un mentiroso".

Borrell y Rufián protagonizaron el pasado 21 de noviembre uno de los rifirrafes más polémicos de la historia parlamentaria en España, que se saldó con la expulsión del hemiciclo del portavoz de ERC, tras se llamado tres veces al orden por la presidenta de la cámara, Ana Pastor .

Rufián calificó después al ministro de "hooligan" y "mentiroso" por haber dicho que el diputado republicano Jordi Salvador le escupió mientras abandonaba el hemiciclo tras la bronca.

En octubre pasado, Borrell aseguró que los independentistas lanzan "mucha bravata, pero a la hora de la verdad votarán" a favor de los presupuestos, porque "les interesa", y Rufián le contestó lamentando que el titular de Exteriores siga haciendo de "militante de una sociedad derechista como es la Sociedad Civil Catalana", en lugar de ministro.