Política
Santiago Abascal (VOX). EP

Tras expulsar a Vox del debate de Atresmedia, que se celebrará con 4, Santiago Abascal ha denunciado la "persecución" que están sufriendo y que ha pasado "de las calles a las instituciones" (La sectaria Junta Electoral se 'corona': fulmina a Vox de un debate y permite al preso Junqueras dar una rueda de prensa).

VOX ha denunciado la "persecución" que está padeciendo por parte de las instituciones y ha recordado que la Junta Electoral Central (JEC) autorizó la participación de Ciudadanos y Podemos en debates electorales cuando no tenían representación en el Congreso (Atresmedia borra a VOX y hará un debate a cuatro tras la decisión de la Junta Electoral).

La formación liderada por Abascal ha denunciado así la decisión de la JEC de dejar en cuatro participantes el debate en Atresmedia previsto para el día 23 de abril por la falta de representatividad de VOX (Sopapo de Ruiz-Quintano desde ABC a Rubén Amón por llamar borrachos a los votantes de VOX: "Es un meñique empalmado que va de cosmopolita").

De cara a las elecciones generales de 2015, el 7 de diciembre se celebró un debate electoral a 'cuatro' en Atresmedia, que ahora se repetirá, en el que la JEC aceptó la participación de Ciudadanos (Albert Rivera) y Podemos (Pablo Iglesias) pese a no contar con representación en el Congreso (Cayetana Álvarez de Toledo deja tiritando a la presentadora de TV3: "Esto es una TV residual que ha participado en un golpe de Estado").

Según alegó entonces el organismo supervisor, ambos pudieron participar porque en los comicios nacionales más recientes (las europeas del 2014) superaron el listón mínimo del 5 por ciento que fijó la propia JEC en una instrucción del mes de abril que abrió las puertas de la cobertura informativa a "grupos políticos significativos" sin representación parlamentaria.

En esa ocasión, la JEC acordó compensar en otros espacios televisivos a otros partidos que, con representación en el Congreso desde 2011 como Izquierda Unida y UPyD, no acudieron al debate.

El partido presidido por Santiago Abascal ha denunciado tras dejar en suspenso el debate a cinco del próximo martes en Atresmedia la "persecución" a la que se está viendo sometida la formación y que, según ha dicho, "ha pasado de las calles a las instituciones".

"Mandan" los separatistas

El propio presidente de la formación ha censurado que se les quiera excluir del debate "para incluir a sus socios separatistas y golpistas en el debate".

"Está claro quien manda todavía en España: los separatistas", ha escrito Abascal en un mensaje en Twitter tras la decisión de la JEC.

VOX alegó ante la JEC el resultado obtenido en las últimas elecciones en las que concurrió, las autonómicas andaluzas, cuando obtuvo casi un 11% de votos. No obstante, el organismo supervisor se ciñe a los apoyos obtenidos en los últimos comicios generales, cuando logró un 0,2% de los sufragios válidos emitidos.

Asimismo, tampoco considera que esta formación pueda ser considerada grupo político significativo reconocido, para lo que se exige la obtención de un número de votos válidos igual o superior al 5% en recientes procesos electorales, y que ese porcentaje se haya alcanzado en el ámbito territorial del medio de difusión.