EL GOBIERNO SOCIALISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

Albert Rivera cambia de banda y se compromete ahora a negociar con Sánchez tras el 10N… si el socialista acepta 10 puntos

Albert Rivera cambia de banda y se compromete ahora a negociar con Sánchez tras el 10N... si el socialista acepta 10 puntos
Albert Rivera (CIUDADANOS). EFE

Cambio de banda o, para ser generosos, cambio de rumbo, como subraya Víctor Ruiz de Almirón en ABC este 5 de octubre de 2019.

Cuando todas las encuestas apuntan sin excepción a un importante deterioro electoral, Ciudadanos hace una cabriola y rechaza hacer girar su campaña sobre un veto al PSOE y a Pedro Sánchez.

En un acto celebrado esta mañana en Madrid Albert Rivera ha planteado un decálogo que presentará al presidente del Gobierno en funciones en caso de que éste gane las elecciones.

No es la prioridad de Rivera, que ambiciona un Gobierno conjunto con el PP.

Pero este sábado ha asegurado:

«si los españoles deciden que sea el PSOE quien gobierne y envían a Ciudadanos a la oposición, nos comprometemos a negociar con Sánchez si accede a incluir las reformas de Estado cruciales».

Rivera ha presentado este mismo 5 de octubre sus ‘reformas’.

Albert Rivera (CIUDADANOS).

La justificación de este giro, según el líder de Cs, es evitar las terceras elecciones para poner « España en Marcha», que será su lema de campaña.

Pero el objetivo prioritario es intentar proteger las fugas de electores insatisfechos con su actuación estos meses.

Se asume desgaste hacia el PP, pero se quieren corregir las fugas hacia dos direcciones: el PSOE y la abstención.

«Si el 10 de noviembre sumamos con Pablo Casado, le llamaré y en un mes prometo poner en marcha un Gobierno. Pero me comprometo a algo todavía mayor: a convencer al Partido Socialista para que rectifique y vuelva al lugar del que no debió salir, y apoye o lidere esas grandes reformas de Estado si los españoles así lo deciden».

El decálogo de medidas que Rivera plantea para ese «gran acuerdo nacional» aglutina los siguientes aspectos: apoyo a las familias, pacto educativo con el inglés como lengua vehicular, sanidad, lucha contra la despoblación, medidas contra la corrupción, bajada de impuestos, pensiones dignas, plan contra la precariedad laboral, nuevo sistema electoral y unidad de España. Es en esencia, el proyecto que Ciudadanos viene defendiendo desde que dio el salto a la política nacional.

Albert Rivera (CIUDADANOS).

Una incógnita y un serio inconveniente para la hábil jugada de Rivera, es que en estos momentos ninguna encuesta plantea que exista posibilidad de que PSOE y Ciudadanos puedan reeditar la mayoría absoluta que si tenían en la pasada legislatura.

Rivera mantuvo hasta las últimas 48 horas su rechazo a negociar con Sánchez. Aunque el presidente del Gobierno en funciones nunca pasó de reclamarle la abstención, sin plantearle tampoco una negociación.

El presidente de Ciudadanos mantuvo su decisión pese al coste que supuso para el partido en forma de varias bajas, siendo la más sonada la de su portavoz económico Toni Roldán.

Optó por no marcharse Luis Garicano, el más relevante de quienes se manifestaron críticos. El portavoz del partido en el parlamento europeo ha destacado hoy el «gran y muy importante discurso de Albert Rivera».

Después de que los resultados del 28 de abril le animasen a buscar el objetivo del sorpasso al PP, ahora Rivera intenta recuperar terreno en el centro político, el espacio que originariamente quiso ser su hábitat natural.

Tanto por la estrategia de pactos, eliminando el veto al PSOE, y volviendo a poner encima de la mesa los principales ejes de su oferta política, que en la anterior campaña se encontraban en un segundo plano.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído