El Ministro de Transportes optó por descalificar a la oposición al verse con el agua al cuello

Un penoso Ábalos utiliza el doloroso 11-M para evitar hablar del ‘Delcygate’

José Luis Ábalos ha demostrado que utilizará todo lo que esté a su alcance para sacudirse el polémico ‘Delcygate’. De negar los hechos, a mentir y posteriormente ponerse chulo en contra de los medios de comunicación, el Ministro de Transportes ha demostrado que tiene un recital de tropezones para intentar salir del paso de su polémica reunión con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez. Una situación que, ahora, vivió su nuevo episodio en el pleno del Congreso de los Diputados.

La chispa se ha prendido cuando José Luis Ábalos ha intentado zafarse de los reproches del diputado popular Andrés Lorite echando en cara a los populares la gestión informativa que realizaron del brutal atentado del 11-M y del accidente del Yak-42, para rematar acusando a Alberto Feijóo de desviar a su campaña ayudas a Venezuela.

«¿Ustedes hablan de la mentira?, ¿el partido de la mentira?, ¿el partido que nos hizo creer a toda España y al mundo que el peor atentado que ha tenido España lo hizo ETA, para salvarse? ¿Y a los soldados del Yak 42 que no quisieron identificar, ustedes? ¿Ustedes son el partido de la verdad? ¿Ustedes son los que no usan a la Policía cuando estamos viendo ahora cómo usaron los fondos? ¿A ustedes les preocupa Venezuela?, ¿después de haber usado las ayudas de los españoles?», cargó furibundo Abalos. Eso sí, sin asumir en ningún momento que ha presentado más versiones de su reunión con Delcy Rodríguez que ‘La Macarena’.

El ataque del ministro sulfuró a la bancada popular que estalló coreando «dimisión, dimisión», una protesta que fue respondida por los diputados de PSOE y Podemos poniéndose en pie para aplaudir al ministro en gesto de respaldo. Todo un circo que los socialistas y comunistas están protagonizando por ponerse del lado de una de las dictaduras más crueles de América Latina, la de Nicolás Maduro.

Una vez calmados los ánimos, el dirigente socialista volvió a atizar a los populares con acusaciones sobre la gestión de las ayudas para residentes en el país de Juan Guaidó. «Aclaren qué pasó con ese dinero enviado para ayudar a los españoles en Venezuela, que ustedes llevaron al mercado negro para conseguir financiar la campaña en Galicia», arremetió. Curiosamente, no se preguntó nada sobre los millones que el exembajador de José Luis Rodríguez Zapatero, Raúl Morodo, sacó de PDVSA o de la financiación de sus socios de Podemos.

Las dudas siguen vigentes

Al salir al contrataque, Ábalos llenó su intervención sin resolver los interrogantes. Solo aseguró que no ordenó que se habilitara una zona preferente para Delcy Rodríguez en el aeropuerto y exigió a los populares que aclaren el destino del dinero recaudado para ayudar a los españoles que residen en Venezuela y que abandonen las «falsedades» antes de dar más explicaciones.

Según Ábalos, las acusaciones de uso de la sala vip por parte de la vicepresidenta venezolana son exageraciones al igual que «el paseo por el «duty free» las 40 maletas, la llamada telefónica o el oro», por lo que emplazó a los populares a abandonar esta vía si quieren conocer la verdad de unos hechos que, dijo, «son simples» y han sido exageradas «hasta el delirio».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído