Los socialistas necesitan a los independentistas y nacionalistas para salvar a Marlaska

El ‘negro futuro’ de Marlaska: solo un pacto del PSOE ‘in extremis’ evitará su calamitoso final

El ministro del Interior se enfrenta a la primera censura parlamentaria del Gobierno de Pedro Sánchez

El 'negro futuro' de Marlaska: solo un pacto del PSOE 'in extremis' evitará su calamitoso final
Fernando Grande-Marlaska PD

Fernando Grande-Marlaska se enfrenta a un ‘negro futuro’.

El PSOE necesita una serie de pactos ‘in extremis’ para salvar al ministro del Interior de la reprobación planteada por el PP, VOX y Ciudadanos.

Tres agrupaciones que suman el 43 por ciento del pleno del Congreso de los Diputados y que obligan al PSOE a tener que entenderse con independentistas, nacionalistas y otros partidos pequeños.

Con la ‘cabeza’ de Grande-Marlaska en juego, el Gobierno de Pedro Sánchez se enfrenta a su primera censura parlamentaria. Una prueba de fuego para medir la solidez de aquellos pactos alcanzados para hacerse con la presidencia.

La reprobación contra el ministro del Interior no es casual.

Los principales partidos de la oposición le señalan por las fulminantes purgas realizadas en la cúpula de la Guardia Civil. En concreto, por el cese del al coronel Diego Pérez de los Cobos al frente de la Comandancia de Madrid por pérdida de confianza al no informar sobre la investigación judicial del 8M.

Una decisión que, encendiendo las alarmas por la intromisión del poder Ejecutivo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, generó un ‘efecto dominó’. En este sentido, aquel cese aceleró la dimisión posterior del director adjunto de la Guardia Civil (DAO), Lauretino Ceña, y la salida del ‘número tres’ del Instituto Armado, Fernando Santafé.

Con el PSOE y Podemos en una ‘guerra abierta’ contra la Benemérita, salió a la luz una nota de la directora de la Guardia Civil reconociendo que la destitución de Pérez de los Cobos respondía a su negativa a informar del polémico informe sobre el 8-M.

Una situación que mantiene la máxima tensión entre el Gobierno del PSOE-Podemos y la Guardia Civil, a pesar de que se intentó ‘comprar’ a los agentes con un aumento salarial del 20 por ciento.

Con todo este escenario con Grande-Marlaska como protagonista, el PP, VOX y Ciudadanos reclamaron la dimisión de Marlaska, al que acusan de «injerencia» en el Poder Judicial. Una decisión que rechazó el ministro socialista.

La situación llevó a que las tres agrupaciones registraran sendas proposiciones no de ley (PNL) que incluían la reprobación del ministro, textos que aún no tienen fecha de debate.

Ahora, el Pleno de la Cámara Baja debatirá y votará esta semana una moción del PP que es consecuencia de la interpelación que su portavoz de Interior, Ana Vázquez, dirigió al ministro en la última sesión de control.

Contra las cuerdas

La unión de los tres partidos de oposición obliga al PSOE y Podemos a ampliar su círculo de apoyos.

Con el 43 por ciento del Pleno del Congreso a favor de sacar a Marlaska, los socialistas y comunistas posan la mirada en formaciones minoritarias como el PNV, ERC, Bildu, Junts o Más País.

El objetivo es lograr que voten en contra de la censura del ministro del Interior o, al menos, que se abstengan.

Una situación que buscarán aprovechar las organizaciones para demandar algo a cambio de un Gobierno que ya se ha mostrado complaciente con los independentistas y con los que juraron nunca pactar: Bildu.

Es importante recordar que el PSOE cuenta con un ‘as’ bajo la manga, ya que Pérez de los Cobos era un objetivo a ‘destruir’ por los independentistas, ya que fue quien dirigió el dispositivo de seguridad desplegado en Cataluña para tratar de impedir el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído