en un evento en la UIMP

Felipe González afea a Sánchez su pacto con Bildu sobre la Ley de Memoria

El exmandatario se suma a los críticos de la sumisión del presidente con Bildu

Felipe González, Pedro Sánchez
Europapress

La sumisión de Pedro Sánchez con los independentistas no deja indiferente a nadie.

El recién aprobado pacto del Ejecutivo con Bildu para que en la nueva Ley de Memoria Histórica se reconozca a miembros de la banda terrorista ETA como víctimas de violaciones de Derechos Humanos, ha sido criticado por un connotado socialista, el expresidente Felipe González.

En el nuevo texto, se incluiría a quienes sufrieron torturas o tratos denigrantes hasta 1983, período en el que de acuerdo a los terroristas, sufrieron una ‘guerra sucia’ por parte del Estado. Con esta modificación, el Gobierno de González podría verse afectado, ya que arribó al poder en el año 1982.

Los etarras han criticado la forma en que actuaron los GAL para contenerles, e incluso han señalado al exmandatario como un criminal. Los mismos que plantaron bombas, que secuestraron personas, y cuyos desmanes ocasionaron 829 muertos y miles de heridos y damnificados en 43 años de terrorismo, del que aún hoy no se arrepienten, e incluso reivindican, han logrado que se les vea ahora ahora como víctimas.

Ante esta situación, González, que se encontraba en un evento en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha indicado que “no le suena bien» la propuesta. Aunque ha indicado que todavía no ha revisado el texto en su totalidad pero que «cuando lo vea les diré”

También le ha lanzado otra indirecta a Sánchez, esta vez debido a la pésima gestión económica, al señalar que la situación es preocupante. «El problema más grave que tenemos sin duda es la inflación, la que ya venía de atrás de la salida de la covid y que se aceleró por la guerra de Putin y el grado de incertidumbre enorme que está produciendo», ha añadido. En este sentido, ha destacado en que ese es el mayor desafío que España tiene y que lo demás «se puede sobrellevar más».

Sin embargo, no ha sido el único que ha criticado la nueva Ley de Memoria Histórica, el presidente de VOX, Santiago Abascal, se ha mostrado en desacuerdo con el texto.

“Un pasado tan complejo como el nuestro requiere aproximaciones plurales, desapasionadas y generosas. En su lugar, esta Ley de Memoria Democrática busca imponer un relato maniqueo y falaz que limita la autonomía de los investigadores y la libertad de expresión de los españoles.

El dirigente de Vox, explica explica que “frente al sectarismo, la obligación de los poderes públicos es fomentar la concordia, el encuentro y la reconciliación. Poco de ello puede haber en un documento pactado con los enemigos de España y que presenta a los etarras como víctimas y luchadores por la democracia”.

“Nunca ha habido un relato consensuado sobre la II República, la Guerra Civil y el Franquismo. Ni lo puede haber. Ni entre los historiadores, que aún sostienen importantes debates, ni entre los ciudadanos, cada cual con su particular e inexpugnable acervo de recuerdos familiares”, reflexiona Abascal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio González Gómez

Redactor español-venezolano, licenciado por la Universidad Católica Andrés Bello. Cuenta con más de 10 años de experiencia, trabajando en radio, diversas agencias de publicidad internacionales como Foote, Cone & Belding, medios digitales, la administración pública y como freelancer.

Lo más leído