Declaraciones a Telecinco del ex dirigente comunista

Carrillo pontifica: «La derecha no ha cambiado desde el ’36»

Critica la actitud de los dirigentes del PP y la de los obispos

El ex secretario general del PCE Santiago Carrillo insiste en dar lecciones de ética a la derecha. Afirma que mientras la izquierda está «desconocida» desde 1936, la derecha «ha cambiado muy poco». A juicio de quien participó en la matanza de Paracuellos, así lo demuestra la actitud de algunos dirigentes del PP y de «una parte mayoritaria» de los obispos que refleja «la agresividad» y la «dureza en la oposición» de aquellos años.

«Cuando uno ve la actitud de los dirigentes del PP, sobre todo algunos, y la actitud de una parte mayoritaria de los obispos en este país, todo eso se parece mucho a la agresividad y la dureza de la oposición de aquellos años», relató Carrillo, quien fue secretario general del Partido Comunista de España entre 1960 y 1982, para añadir: «Ahora lo que pasa es que no hay un Ejército dispuesto a sublevarse». «En eso nos va bien», remachó.

En declaraciones a Telecinco, el ex dirigente comunista destacó que el deseo de la derecha es que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reforme el mercado laboral y denunció que con esta postura «ha abordado siempre las crisis», «haciendo pagar» las dificultades económicas a los trabajadores, los sectores «más débiles».

«Puede parecerle exagerado pero, yo que he vivido el 36, en España la izquierda ha cambiado mucho desde entonces, está desconocida, y en cambio la derecha ha cambiado muy poco», consideró.

ENERGÍA NUCLEAR

Respecto al debate nuclear, Carrillo manifestó ser partidario de abrir el camino hacia la «eliminación progresiva» de la energía nuclear aunque matizó que «hace falta un depósito para restos radiactivos» y que los «geólogos y los científicos» son los responsables de la búsqueda del lugar propicio para estos desechos.

«Las piscinas de las centrales están llenas ya y hay que buscar un lugar», señaló, antes de señalar a los geólogos y científicos como los responsables de «indicar los terrenos que presenten mejores posibilidades» para ello.

Por otra parte, Santiago Carrillo expresó que mantiene intacto el interés por la situación política y añadió que no siente una satisfacción especial ante la idea de que le dediquen un museo. «No suelo ser simpático ante los que hacen museos, a los que tienen la posibilidad de eso», añadió.

Por último, manifestó que no tiene miedo a la muerte. «La gente nace, vive y muere, la muerte es una parte de la vida, la parte final y no me preocupa», concluyó.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído