El PSOE calienta motores para las elecciones de 2011 con una cumbre autonómica

El PSOE calienta motores para las elecciones de 2011 con una cumbre autonómica
. Agencia EFE

El PSOE reunirá en mayo a las direcciones de sus grupos en los parlamentos autonómicos con el fin de calentar motores para las elecciones del 2011, que los socialistas encaran con el hándicap de tener las encuestas en contra, pero convencidos de poder mantener sus feudos e incluso arrebatar alguno al PP.

La «cumbre» autonómica será el 15 de mayo, en Ciudad Real, y se prevé que asistan los miembros de las direcciones de los grupos parlamentarios socialistas en las cámaras regionales, bajo la batuta del secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del partido, Gaspar Zarrías.

Cuando falta poco más de un año para los próximos comicios autonómicos, los socialistas han empezado ya a engrasar su maquinaria electoral, que pasa por consensuar una estrategia común para aquellas comunidades donde se renueva el Parlamento, aunque después se recojan las especificidades programáticas de cada autonomía.

Según han explicado a Efe fuentes de la dirección federal del PSOE, la reunión de mayo tratará de coordinar mejor los esfuerzos y proponer diferentes iniciativas comunes que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Para ello, los socialistas harán balance de cómo se está desarrollando esta legislatura, tanto en aquellas comunidades en las que gobiernan como en las presididas por el PP, analizarán sus fortalezas y tratarán de identificar sus debilidades.

Y no son pocas las debilidades que, a priori, se les dibujan en el escenario electoral, según han reconocido las fuentes, a tenor de algunas encuestas que auguran que podrían perder el poder en comunidades históricamente en manos del PSOE, como Castilla-La Mancha.

Algunos miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE creen que el actual presidente castellanomanchego, José María Barreda, está intentando marcar distancias con la dirección nacional del partido e incluso con su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, ante el desgaste que la figura del líder está teniendo entre los ciudadanos a cuenta de la crisis económica.

A ello hay que sumar la incertidumbre sobre los candidatos en varias comunidades, como en Aragón, aunque en este caso el nombre que más se repite para sustituir a Marcelino Iglesias es el de la secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia.

No está garantizada la continuidad de Vicente Álvarez Areces en Asturias, que podría ser reemplazado por el secretario general del PSOE asturiano, Javier Fernández, y tampoco es seguro que Tomás Gómez y Jorge Alarte compitan por Madrid y la Comunidad Valenciana, respectivamente, han recordado las fuentes.

En este sentido, han subrayado que el PSOE esperará hasta el verano para designar a sus candidatos autonómicos y a los de las alcaldías de municipios de más de 50.000 habitantes.

No obstante, el presidente del partido, Manuel Chaves, el vicesecretario general, José Blanco, y la secretaria de Organización, Leire Pajín, ya están trabajando internamente en la elaboración de las listas.

Las mismas fuentes han recalcado que el PSOE afronta esta carrera electoral con la seguridad de mantener el poder en todas las comunidades en las que gobierna, ya sea en solitario o en coalición con otras fuerzas, e incluso no descartan poder arrebatar al PP alguno de sus feudos, como Madrid.

Precisamente en esta región, así como en la Comunidad Valenciana o Castilla y León, los socialistas no dejarán escapar la baza del caso «Gürtel», que afecta a varios militantes del PP en estas autonomías y cuya instrucción judicial podría alargarse durante meses.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído