Pajín reprocha a Rajoy que cuestionase la economía española mientras Zapatero la defendía en el G20

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín acusó hoy de «falta de responsabilidad y de lealtad institucional» al presidente del PP, Mariano Rajoy, por aprovechar un mItIn para volver a «sembrar dudas sobre la fortaleza de la economía española» mientras el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la defendía en la reunión del G20 en Toronto.

En rueda de prensa después de una reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, Pajín reprochó a Rajoy sus palabras en las que «gritaba algo así como que nuestra economía estaba intervenida y que él ya había avisado de ello y nadie en este país le escuchaba». «Si piensa que nadie le escucha debe preguntarse por qué», añadió.

Y en todo caso, opinó que más que no escucharle lo que parece es que a Rajoy no le hacen caso ni sus «propios compañeros de filas, que han propuesto una coalición entre gobiernos sin avisarle», afirmó en referencia a las palabras del vicesecretario general del PP Javier Arenas, que la semana pasada planteó esta posibilidad a medio plazo.

Pajín dejó claro que en la Ejecutiva no hubo «ninguna alusión» a este asunto que, a su juicio, «no es una propuesta seria», sino más bien algo que «se le ocurrió» a Arenas y que luego Rajoy «desautorizó» y «matizó» diciendo que no le importaría, siempre que fuera sin Zapatero. «El que le ha ganado en las urnas en dos ocasiones», ironizó la dirigente socialista.

En todo caso, la ‘número tres’ del PSOE reiteró al PP que el Gobierno está dispuesto a escuchar sus propuestas, «si es que las tiene», porque aún no conoce «más allá de las vaguedades», sus ideas para la reforma laboral ni para otros asuntos.

ZAPATERO NO PIENSA EN CRISIS DE GOBIERNO

En la Ejecutiva tampoco se habló, según fuentes socialistas consultadas por Europa Press, de los rumores sobre una crisis de Gobierno –tampoco lo hizo el propio Zapatero– pero, a preguntas de los periodistas, Pajín replicó que el presidente «lo ha dejado muy claro (que no habrá crisis) en las últimas semanas y mucho más en las últimas horas».

«Ha dejado claro también que todas sus energías están puestas en sacar a este país de la crisis económica y en generar empleo, y esa es la realidad», añadió.

Por otro lado, la dirigente socialista valoró positivamente la cumbre del G20 celebrada el fin de semana en Toronto aunque reconoció que el PSOE habría querido resultados más ambiciosos que «no han sido posibles», sobre todo en lo relativo a la regulación financiera.

Entre los avances importantes citó el que los países del G-20 tengan que abordar en los próximos meses una profunda reforma del sistema bancario, para dotarlo de más solidez transparencia, y responsabilidad, algo que, según dijo, España ya «está haciendo» por lo que irá «a la próxima reunión con los deberes hechos».

ESPAÑA HA MANTENIDO LA COHERENCIA

Sobre la dicotomía entre impulso al crecimiento económico y reducción del déficit, saludó que finalmente hubiera un acuerdo y destacó que el Gobierno español ha «mantenido la coherencia» entre las reformas internas y lo que ha «defendido y aprobado en la UE» y propuesto en el G20. Esa coherencia, dijo, «es lo que da credibilidad a un país».

Por último, en relación a la creación de una tasa bancaria que sirva para prevenir y financiar nuevos rescates, aseguró que en Toronto hubo «dos visiones diferentes pero no dos visiones enfrentadas» y se felicitó de que finalmente hubiera un acuerdo para empezar a «dar pasos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído