López Aguilar cree que Rajoy espera que el gobierno le caiga encima por la crisis y opina que su alternativa es «un recetario de banalidades»

El ex ministro de Justicia y presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, afirmó hoy en el Fórum Europa que el presidente del PP, Mariano Rajoy, «está esperando que el gobierno le caiga encima» por el malestar social generado por la crisis, y opinó que su alternativa económica, que el líder popular expresó hace unas semanas en este mismo foro, es «un asombroso recital de banalidades y lugares comunes vacíos de contenido».

Así se expresó López Aguilar en el citado encuentro informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, en referencia al Debate sobre el Estado de la Nación, que comienza mañana.

Según la definió, esta cita es «un stress test de la calidad de la democracia en el Parlamento», que a su juicio se ha visto reforzada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En este sentido, recordó que su predecesor, José María Aznar, sólo contestaba personalizadamente al líder de la oposición.

Además, añadió el eurodiputado socialista, este debate «pone a prueba los proyectos que compiten por el Gobierno». A este respecto, dijo que ve un proyecto en el Gobierno, «impulsando reformas ineludibles por dolorosas que sean», y no ve «un proyecto político alternativo» en el PP que sea «reconocible en sus propuestas».

López Aguilar ironizó sobre los años que va sumando Rajoy al frente del PP y las oportunidades que va desperdiciando de dar respuesta a la crisis, e interpretó que «toda su estrategia es explotar el malestar de los españoles».

En su opinión, eso no es una base para «merecer» el poder, porque, aunque las elecciones las pierdan los gobiernos, «una regla imprescindible es que haya una oposición en posición de merecerlo». «Y yo no la veo, no la veo, no la veo», remató.

El presidente del PSOE en el Parlamento Europeo recordó la alternativa que Rajoy expuso en el Fórum Europa hace unas semanas, con propuestas como la reducción de gastos superfluos y duplicidades administrativas, y se preguntó «quién puede no coincidir en eso». Por último, le acusó de no «suscitar la esperanza de los españoles», cosa que, aseguró, «se le nota».

«Está esperando que el gobierno le caiga encima como resultado de un malestar continuado», diagnosticó, «pero le hace falta merecerlo. Moncloa no es una pieza fácil, es una silla muy caliente», le advirtió, criticándole para terminar que «oculte la cabeza como las avestruces» ante la corrupción que habita en las administraciones gobernadas por el PP.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído