Cataluña. Ciutadans aspira al menos a cinco diputados y mantiene las «puertas abiertas» a pactar con UPyD

El presidente de Ciutadans de Catalunya, Albert Rivera, está convencido de que su formación está volviendo a crecer en las últimas encuestas y aspira a tener «al menos cinco diputados» en las próximas elecciones autonómicas, pese a lo cual mantiene las «puertas abiertas» a un eventual pacto con UPyD porque para la opción constitucionalista «siempre es mejor sumar que restar».

Rivera dijo a Servimedia que Ciutadans está actualmente creciendo «en afiliados, en las redes sociales y en todas las encuestas», y ya supera la intención de voto de 2006″. A esta perspectiva de crecimiento atribuyó el que tanto el PSC como el PP estén, a tenor de sus actos de este fin de semana, tratando de «cubrir ese hueco y ese discurso».

El líder de Ciutadans recordó que este partido, al tener grupo parlamentario, estará presente en los debates electorales con otras formaciones políticas y va a «poner encima de la mesa sus incoherencias y sus traiciones».

Tratará de aglutinar a los ciudadanos que en las generales votan al PSOE o el PP, pero en Cataluña están presos del «desencanto» ante sus respectivas «estafas al electorado» al renegar de sus principios para pactar con CiU o ERC.

Sobre la posibilidad de un acercamiento a UPyD, el presidente de Ciutadans afirmó que ellos siempre estarán «dispuestos a hablar», pero recordó que UPyD no tiene representación orgánica ni institucional en Cataluña. Por eso, aunque confía en que «a medio plazo» UPyD «entienda también que sumar es mejor», atisba que un buen resultado de Ciutadans en noviembre sería «un empujoncito para todos los españoles que confían en esa tercera vía constitucionalista».

Rivera rechazó que ésta sea otro modo de apuesta identitaria, explicando que «la identidad forma parte de las libertades individuales» y que Ciutadans no hace «política de sentimientos», sino que defiende que «cada uno se sienta de donde quiera y eduque a sus hijos como quiera». «No obligamos a nadie a que se sienta español, pero tampoco queremos que obliguen a nadie a sentirse sólo catalán ni a hacer pedagogía del enfrentamiento en las escuelas», precisó.

«Todos los nacionalismos son malos, todos tienen el objetivo de imponer identidades colectivas y dogmas, y nosotros huimos del nacionalismo de cualquier signo», proclamó. «Pero, dicho esto, defender la Constitución y los derechos y libertades y la igualdad de todos los ciudadanos no es nacionalismo ni identidad; es ciudadanía y derechos fundamentales de un Estado».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído