Cataluña. Ciutadans piensa que el PP elude el debate identitario para pactar con CiU y que el PSC esconde que volvería a hacerlo con ERC

El presidente de Ciutadans de Catalunya, Albert Rivera, reprocha al presidente del PP, Mariano Rajoy, que eluda el debate identitario en Cataluña para pactar con CiU, y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al de la Generalitat, José Montilla, el «cinismo» de presentarse como garantes de la convivencia cuando han gobernado como un partido nacionalista más y, si pudieran, reeditarían el tripartito junto a la independentista ERC.

Así interpretó Rivera, en declaraciones a Servimedia, las posiciones adoptadas por Zapatero y Rajoy ante las próximas elecciones catalanas, el primero comprometiéndose a dejar de lado el debate identitario y el segundo criticándole por hacerlo después del recurso del PP contra el Estatuto de Autonomía y presentar al PSC como la opción que garantiza la convivencia frente al nacionalismo catalán y el español.

En concreto, el líder de Ciutadans calificó de «puro cinismo» la versión oficial del PSC, dado que lo que ha hecho es «dar alas al independentismo durante siete años».

Según indicó, Montilla es «quien multa a la gente por rotular en castellano, quien no permite que en la escuela se estudie en castellano, quien hace consultas populares en los ayuntamientos gobernados por el PSC para pedir la independencia».

«Ahora lo que pasa es que Zapatero y Montilla saben que sus siete años de traición al voto socialista no nacionalista les va a pasar factura», advirtió, «y están intentando volver a recuperar la máscara electoral y engañar a los ciudadanos con el miedo del independentismo, cuando ellos son los que han convertido una fuerza absolutamente minoritaria en un eje de gobierno. A pesar de que están gobernando con los independentistas, reniegan de ellos, y luego se volverán a juntar si pueden pasadas las elecciones».

«Es una estafa electoral nuevamente del PSC a sus electores», denunció, «porque es un partido socialista durante la campaña pero gobierna como un partido nacionalista más», aunque ahora Montilla «quiere recular vista la sangría de votos que va a tener entre los votantes no nacionalistas».

Respecto a los populares, Rivera cree que tienen «un pacto oculto y realizado de facto con CiU para gobernar aquí y en La Moncloa e intentan que no chirríe». A eso atribuyó que Rajoy, «cuando viene a Cataluña, ya tiene como costumbre no hablar del Estatut» ni de «principios», y que la presidenta del partido en Cataluña, Alicia Sánchez- Camacho, aspire sólo a «sillas en el Gobierno» y lo que le preocupe sea ese reparto, la «conveniencia» y no la «convivencia».

En resumen, el presidente de Ciutadans criticó a ambos partidos por permitir que Cataluña sea «la única comunidad donde siempre ha gobernado el nacionalismo» y por «haber convertido a los catalanes no nacionalistas en moneda de cambio para seguir gobernando en La Moncloa con unos o con otros, con ERC o con CiU».

«Eso es lo que sufrimos los catalanes no nacionalistas y la razón de ser de Ciutadans», concluyó, añorando el ejemplo del País Vasco y lamentando que «ni Montilla es Patxi López ni Alicia Sánchez-Camacho es Basagoiti», sino que «están preocupados por mantener sus sillas y no están por la labor de ningún cambio a corto plazo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído