Cerca de 200 personas se concentran en Valencia en contra del sacrificio animal en las perreras

Cerca de 200 personas, según la organización, se han concentrado en la plaza de Manises de Valencia, frente al Palau de la Generalitat, para evitar el sacrificio de «miles y miles» de animales en perreras de la Comunidad Valenciana y que la región modifique la ley vigente y se declare «comunidad no eutanásica», según ha indicado la portavoz de AnimalRights, Elisa Arteaga, en declaraciones a Europa Press.

Los participantes en el acto, bajo la campaña ‘Sacrificio Cero’, integrada por diversas organizaciones de defensa animal, protectoras de la Comunidad y activistas, han vestido de negro y han sostenido «fotografías de perros y gatos que han estado en perreras y que, posiblemente, hayan sido sacrificados», según ha explicado Arteaga. Además, han guardado varios minutos de silencio «por los millones de animales que mueren en las perreras».

Asimismo, los asistentes a la concentración han exigido que el Consell modifique la ley actual autonómica, «que permite sacrificar a los animales transcurridos 20 días desde su captura», y que la región se declare «comunidad no eutanásica». Para ello, han solicitado una audiencia con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, para entregarle 100.000 firmas de apoyo a esta causa.

La plataforma considera «inadmisible legalizar la muerte» y la existencia de «muchas empresas privadas que se lucran con el sacrificio animal», mientras que han defendido métodos «eficientes» para evitar la reproducción, como es el caso de la esterilización, «que ya se lleva a cabo en países de Europa y de Hispanoamérica, como Uruguay o Argentina», según ha señalado la portavoz, quien ha puntualizado que se trata de una técnica «más cara al principio», aunque «a la larga sale mejor».

Los asistentes han leído un manifiesto en el que han recalcado que la muerte de los animales «sólo actúa sobre las consecuencias del problema, pero no sobre las causas», al igual que han recordado que la «eutanasia» en centros de recogida «no es por compasión, sino que es una auténtica masacre legalizada con el fin de abaratar costes».

Por último, han demandado un trato «ético» para los animales y la creación de leyes en la Comunidad, «que los protejan del abandono y de los malos tratos», así como una gestión «inteligente y ética acorde con otros países europeos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído