En Talavera de la Reina y acompañada por el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón

La presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal presentará el 30 noviembre 2010 el proyecto político para la región

Bajar los impuestos, favorecer fiscalmente a las pyme, auténtica reforma laboral, verdadero recorte del gasto público, y un plan de austeridad, es la receta del PP para salir de la crisis

Tenemos que romper con el molde de que todo lo que nos está ocurriendo es consecuencia de crisis internacionales que ocurren fuera de nuestras fronteras, y frente a las que el gobierno de España, regional y local, no pueden ser nada más que espectadores

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón se desplazaron hasta Talavera de la Reina el 19 de noviembre de 2010 para mantener un encuentro con empresarios y representantes de diferentes sectores sociales bajo el lema «Talavera por el empleo». Con la presidenta estuvo, además, el secretario general del PP regional, Vicente Tirado, el presidente provincial, Arturo Garcia Tizón, y el presidente local Gonzalo Lago.

El primero en tomar la palabra fue el presidente provincial, Arturo García Tiizón quien después de alabar las extraordinarias cualidades del Alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, entró en materia y se refirió inmediatamente a que el próximo día 30 de noviembre de 2010 «vamos a tener un acto, que va a ser la presentación de un programa, del proyecto político que tiene María Dolores de Cospedal para Castilla-La Mancha, al cual vamos a invitar a toda la sociedad castellano manchega, a todos los sectores económicos de la región, y es donde hará público María Dolores de Cospedal su proyecto económico para salir elegida en esta región.

Tizón subrayó que nunca hasta ahora el partido había tenido una oportunidad como esta para ganar las elecciones. Las encuestas son lo que son, dijo, pero en este momento le dan al PP una ventaja muy por encima de los 10 puntos en relación a los socialistas. Nos dan cinco escaños de diferencia: dos en Toledo, dos en Guadalajar, y uno en Ciudad Real. «Y eso ha sido posible gracias a la tenacidad, la honradez, la profesionalidad y la preparación de Cospedal, que contrasta vivamente con su oponente en las próximas elecciones, me refiero a Barreda.

Por su parte, Gonzalo Lago, presidente local del Partido Popular de Talavera, hizo una larga intervención, prolija en detalles, acerca de la grave situación económico-social de Talavera. Lago se refirió a la primera preocupación y necesidad de los ciudadanos: «conservar el empleo que tiene o recuperar el que había perdido».

Diagnóstico
El presidente local expuso de modo pormenorizado los problemas que afectan a cada uno de los sectores económico de Talavera. «Permítanme que en esta mañana, en la que nos proponemos hablar de empleo en este acto que lleva por nombre Talavera por el empleo, describa la situación actual de Talavera: su diagnóstico».

Esta ciudad ha dependido económicamente desde hace años de la agricultura, de la ganadería, de la artesanía, especialmente de la cerámica, de la construcción, del textil; y del pequeño y mediano comercio, que es el encargado de llevar a cabo un 70% de nuestra actividad económica, aseguró Lago. Hoy vemos, sin embargo, que «en los últimos años, cualquiera de estos sectores están en una situación de grave deterioro, de insostenible».

El sector textil dijo que era residual debido a la globalización [expansión de los mercados internacionales de la economía en los países desarrollados o emergentes]. Esa crisis, asegura Lago llevó al paro a más de 6.000 talaveranos. «Y en ese momento Talavera no vio ninguna acción ni reacción ni que se tomara ninguna iniciativa desde la institución local ni desde las instituciones regionales, ni se buscó una alternativo para paliar el golpe desastroso que provocó en nuestras cifras de parados».

La agricultura, en un tiempo floreciente, languidece sin perspectivas de mejora, subraya Lago. «Nuestros regantes siguen reclamando lo que por justicia les corresponde como compensaciones y día tras otro reclaman la remodelación del regadío, y que se haga una política hidráulica que les facilite su labor». Lo mismo dijo del sector ganadero y de la artesanía, concertadamente de la cerámica, «que no no solo ha sido un pilar de nuestra economía, aseguró Lago, sino que es una de las señas de identidad de Talavera. «Y no puede conformarse con que se la declare de especial localización en un barrio de nuestra ciudad si eso no va acompañado de inversiones, de soluciones reales para salir de la crisis en que se encuentra».

Luego el presidente local se refirió a la construcción, de la que dijo que en Talavera hoy está bajo mínimos, y de la vivienda. «El PP considera esencial facilitar el acceso a una vivienda digna a todos los talaveranos, especialmente a los más jóvenes. Apostamos por una política de urbanismo transparente y orientada a satisfacer las necesidades de vivienda de cualquier sector de nuestra población. Y en este momento, el PP considera que nuestro ayuntamiento debe hacer todos lo posible para que se lleve a cabo la construcción de viviendas de protección pública de acuerdo a los nuevos desarrollos urbanísticos establecido en el POM (Plan de Ordenación Municipal).

Del pequeño y mediano comercio aseguro que es un continuo goteo de empresas cerradas y de empleados al paro «La crisis económica y la falta de defensa por parte de algunos ha venido haciendo mella en este sector del que depende en parte las familias talaveranas. Las pasmes se encuentran en idéntica situación».

«Y esta es la realidad. Nosotros creemos, no obstante, en el PP que hay soluciones para nuestro comercio, aseguro Gonzalo Lago. Soluciones «que pasan por llevar a cabo cambios estratégicos, adaptaciones, especializaciones para que de nuevos sean competitivos». Lago habló más adelante de las dificultades de las empresas, de los comercios en la zona centro, sobre todo por la falta de aparcamientos gratis, y culpó de ello al Ayuntamiento.

Respecto de la pequeña industria, el presidente local dijo que Talavera «necesita un plan de reindustrialización. Un plan que incentive la ubicación de empresas mediante ayudas, desgravaciones y terrenos e infraestructuras de vanguardia. Y no vale solo que se nos declara de
localización preferente industrial porque en Talavera estamos cansado de esto. Lo que queremos y lo que hay que hacer es acompañar esas declaraciones con inversiones reales por quien las hace».
Este es el diagnóstico, al que sumo los problemas ambientales sobre todo de los ríos Alberche y Tajo, y la demora en la construcción del AVE. Lago fue muy duro con la nueva reformulación del nodo logístico, que en un principio iba a ser un nodo logístico con plataforma intermodal de trasnombres, y ahora lo han convertido en un centro logístico. El primero implica la existencia de un corredor Paris-Madri-Lisboa y, por tanto, la instalación de grandes empresas de transporte y distribución nacionales e internacionales. Un centro logístico implica, aseguró, la distribución regional y local y la implantación de empresas regionales o locales. «Y Talavera no se merece eso», concluyó

Acabar con la resignación
El Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón comenzó asegurando que hay que acabar con la resignación: «Tenemos que acabar con los discurso del zapaterismo. Tenemos que romper con el molde de esa idea absurda de que todo lo que nos está ocurriendo nos ocurre como consecuencia de crisis internacionales que ocurren fuera de nuestras fronteras, y frente a las cuales los gobiernos, el gobierno de España, los gobiernos autonómicos o locales no pueden ser nada más que espectadores».

Gallardón agradeció la presencia en el acto de «los que desde distintas asociaciones representáis el mundo del trabajo y, por lo tanto, identificáis lo que es, sin duda, la preocupación más importante que en este momento tenemos todos los españoles: el empleo», aseguró

Dijo que España necesita sociedades vertebradas, pero eso no es posible sin una sociedad con confianza, sin una sociedad con el apoyo de las administraciones públicas, sin una sociedad a la que se le genere las condiciones objetivas de competitividad. Aquellas que tenemos que procurar los poderes públicos.

El alcalde de Madrid se detuvo brevemente en exponer una cuantas ideas sobre las actuales necesidades y prioridades en el terreno económico, político y social de España. » No tengamos ninguna duda de que la primera prioridad absoluta tiene que ser el empleo».

No hay ningún activo que no pueda ser dilapidado. No hay ninguna situación política, por solida que sea, que no pueda ser estropeada por una mala gestión., aseguró. «Cuando el PP abandono el gobierno de España había realizado el esfuerzo más importante para sentar las bases de liderazgo de nuestro país dentro del sur de Europa, y desde ese liderazgo, alcanzar un puesto donde garantizásemos a las futuras generaciones que aquello que nosotros veíamos como lejano en los grandes países de desarrollo europeo se convirtiese en un referente de estabilidad para nuestro país. Y esto lo conseguimos», subrayo el alcalde de Madrid.

¿Quién puede hacer esto ahora, se preguntó. «Es decir sacarnos de aquí. Desde luego, las administraciones, pero con la sociedad civil. «Que podamos crear un proyecto compartido por todos, invitando a participar a todos a los que nos han votado y a los que no nos han votado, todos tendremos que trabaja por ese gran esfuerzo colectivo que necesitara España. En toda esta política, las regiones, comunidades autónomas y municipios son para Gallardon determinantes, sin éstas en cooperación con el Gobierno, no hay desarrollo posible.

Los ayuntamientos, aseguró Ruiz Gallardón, podemos colaborar creando condiciones objetivas de competitividad, invirtiendo no gastando, invirtiendo en infraestructuras, reclamando lealtad del resto de las administraciones y muy especialmente del gobierno de España. Pero teniendo muy claro que los recursos de los ciudadanos a lo que tiene que dedicarse es a la transformación de la realidad y muy especialmente con esa actividad productiva, dijo.

Reproches al Gobierno
La presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general nacional, María Dolores Cospedal, la última en tomar la palabra, reprochó al presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, los recortes en políticas sociales que afectan «a aquellos que tienen que tener más seguro el futuro, a los pensionistas». Así, manifestó que, cuando gobernó en España el Partido Popular hizo algo importantísimo en este país: «garantizó por Ley el derecho de todos los pensionistas de España a la revalorización automática de sus pensiones, un derecho con el que ha terminado el actual Gobierno de España.

Cospedal recordó que el día anterior, el 18 de noviembre, se hablaba de empleo en el Congreso de los Diputados y el presidente del Gobierno dijo que «el crecimiento es tan débil que tenemos y corremos el riesgo de que ese crecimiento no se asiente como un auténtico crecimiento y deje de existir».Cospedal vio es esa declaración a un presidente que reconoció una deuda con la sociedad española, y es que dijo que eran inasumibles las cifras del paro. «Cuando uno no asume algo en lo que tiene una tremenda responsabilidad, lo que tiene que hacer es marcharse y dejar a los que saben y están dispuestos a asumir responsabilidades», aseguró.

Propuestas
«Me gustaría que Barreda y Zapatero mirasen a la cara de los desempleados de este país y les dijeran qué van a hacer para solucionar sus problemas: Mariano Rajoy lo ha hecho y, desde luego, lo estoy haciendo yo en Castilla-La Mancha, como lo está haciendo Alberto Ruiz Gallardón en Madrid».

La secretaria general del PP concreto que las propuestas de su partidos son bajar los impuestos, favorecer fiscalmente, y desde el punto de vista administrativo, a las pequeñas y medianas empresas, para que no estén asfixiadas y puedan crear puestos de trabajo, llevar a cabo una auténtica reforma laboral, un verdadero recorte del gasto público, y un auténtico plan de austeridad, subrayó.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído