Los que juegan con este país.

MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Al conjunto de los españoles normales le parece que no hay derecho a que se juegue con este país desde los sectores más dispares. Por ejemplo, la gente no entiende eso de los mercados y se pregunta qué es ese ente abstracto que nos martiriza y que pretende dirigir los destinos patrios sin que se sepa que los pueblos los hayan elegido democráticamente en ningún momento. Se pregunta también por qué no se ha procedido a eso que en los comienzos dramáticos de la crisis se tenía por seguro: que iba a producirse un cambio de sistema o una drástica modificación del mismo y que el capitalismo salvaje ya nunca volvería a ser esa arma de tortura, de especulación y de amedrentamiento. Y se queda perplejo al ver que los grandes culpables de la crisis resultan ser los grandes beneficiarios de los rescates y de los salvamentos. O al contemplar que no hay premio por hacer las cosas bien y acometer las reformas impuestas por la UE, sino castigos por lo que hacen mal en Grecia o en Irlanda. Lo peor es que no hay nadie capaz de dar explicaciones claras al pueblo español.

También creíamos que contra la crisis se tenían que conjurar como una piña todos los sectores y fuerzas que tuvieran algo que aportar. Y vemos de nuevo cómo desde el primer partido de la oposición lo que se hace es ayudar a que se agrave cada vez más la crisis, la desconfianza, el tema de la deuda soberana y otras abstracciones por el estilo. Ni González Pons, ni Cospedal ni nadie nos dan la menor explicación por las barbaridades que dicen, ni Rajoy se cree en la obligación de desautorizarlos y de lanzar mensajes tranquilizadores y decisiones colaboradoras. Sólo se ocupan de enredar cada vez más el horizonte de la crisis y de elogiar las políticas de otros países cuando esas políticas son mucho más drásticas que las puestas en circulación en España. Hace unos días era con el Reino Unido. Ahora vemos que en Irlanda despiden a miles y miles de funcionarios, a los demás les bajan el sueldo más que aquí y lo mismo con las pensiones, que aquí se congelan pero no se bajan. ¿Hay quien entienda todo esto?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído