Jáuregui pide al PSOE que combata la sensación de fin de ciclo defendiendo un proyecto reformista y de cohesión social

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha pedido este martes al Grupo Parlamentario Socialista que combata la sensación de fin de ciclo que pretende instaurar el PP defendiendo su proyecto de reformas y subrayando que los socialistas son «los únicos» que pueden sacar a España de la crisis sin dañar la cohesión social.

Dos días después de que el PSC sufriera su peor derrota en unas elecciones autonómicas catalanas, Jáuregui ha pedido a los suyos que no se dejen «engañar por las consignas de la derecha» y que no admitan su «pretensión» de convertir los resultados catalanes en el preludio del «fin de un periodo político».

«No podemos trasladar la sensación de que estamos respondiendo sólo a una coyuntura», ha avisado, llamando una y otra vez a los diputados a explicar que «el partido tiene un proyecto» que permitirá superar la crisis y, además, que lo hagan con un «relato histórico», que recuerde que el PSOE es el partido que construyó el Estado del bienestar.

Descendiendo al detalle de las elecciones catalanas, se ha sumado al análisis de la dirección del PSOE que parte de la tesis de que en Cataluña los comicios tienen «singularidades muy específicas», de manera que los resultados autonómicos son distintos a los de las municipales y generales.

De hecho, ha recordado que el PSC ya tuvo una «reducción importante de votos» en las autonómicas de 2006 y que eso no impidió que en las generales de 2008 los socialistas sacasen un muy buen resultado, con 25 diputados.

PROMOVER LA «CULTURA DEL ESFUERZO»

En este clima, ha pedido combatir la sensación de «terminación de una gestión» proponiendo al país «un compromiso con la salida de la crisis». De hecho, ha apuntado que el PSOE debe incluir en su discurso –en su «verdad»– el llamamiento a un «esfuerzo colectivo largo y riguroso» y el «poner al país en una cultura del trabajo y del esfuerzo».

Jáuregui ha advertido de que la política de ajuste del déficit es «inaplazable e imprescindible» y ha argumentado que su objetivo es, precisamente, «no depender de los mercados». «No hay política más de izquierdas que tratar de evitar el dominio de los mercados», ha apostillado.

No obstante, ha negado que el actual ajuste sea para afrontar un «descontrol» anterior del gasto, sino que ha defendido que el Gobierno hizo «lo que tenía que hacer» en cada momento de la crisis: frenar el ‘crash’ financiero en 2008, estimular la economía, como hizo toda Europa en 2009 y, en 2010, «consolidación fiscal» debido a la crisis de las deudas soberanas. «Cada momento ha requerido una respuesta, no es verdad que haya habido cambios bruscos en nuestra política», ha remachado.

NO SE TRATA DE REMONTAR, SINO DE REFORMAR

El titular de Presidencia ha pedido a los diputados que defiendan esta idea, junto con el compromiso del Gobierno «con la gente que más sufre la crisis» y su firme determinación de llevar a cabo todas las reformas. El nuevo Gobierno, ha aseverado, no está para «remontar» electoralmente, sino para «hacer lo que España necesita».

El propio Jáuregui ha tratado de vincular el actual «perfil» del PSOE con su trayectoria histórica, recordando que fue el PSOE quien acometió la «modernización de la economía» en los años ochenta.

Y además, ha querido comparar la «responsabilidad» de los socialistas con la «irresponsabilidad incalificable» del PP, recordando tres fechas históricas en las que el PSOE fue «responsable» desde la oposición: los Pactos de la Moncloa de 1978, el golpe de Estado de 1981 y el fin de la tregua de ETA y el Pacto Antiterrorista del año 2000.

En ese sentido, ha advertido a los suyos de que «el camino largo» hacia la recuperación económica tendrá que hacerlo el PSOE «sin un apoyo» porque el PP se dedica a ocultar sus propuestas económicas «de manera intencionada» y a negar la ayuda «en los momentos más difíciles».

«Están todo el día pidiendo reformas y luego jaleando las protestas contra ellas», ha lamentado Jáuregui, acusando además al principal partido de la oposición de «denigrar» la economía española y sembrar desconfianza «dentro y fuera del país».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído