AMP.- Zapatero pide al PP que se sume al acuerdo social «más importante desde los Pactos de la Moncloa

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha emplazado este domingo a todos los partidos políticos y en especial al PP a que se sumen al acuerdo alcanzado entre el Gobierno, los sindicatos y los empresarios, que ha calificado como «el pacto económico y social con más importancia y más contenido desde los Pactos de la Moncloa».

Durante la clausura de la convención autonómica del PSOE en Zaragoza, Zapatero ha pedido hasta 10 veces a los partidos de la oposición que negocien y se sumen a este acuerdo que incluye la reforma de las pensiones, de la negociación colectiva y también de la política energética e industrial.

No obstante, el jefe del Ejecutivo ha reclamado también al PSOE y, personalmente a los candidatos socialistas que, incluso con el horizonte de las elecciones autonómicas en mayo y de las generales en 2012 se marquen como «prioridad» los acuerdos con todos los partidos, especialmente el PP, por encima del «espíritu competitivo» electoral. «Tenemos elecciones por delante, pero lo más importante es llegar a acuerdos», ha insistido.

Zapatero ha defendido que «es más importante España y el futuro de España» que el PSOE pero, en todo caso, se ha mostrado convencido de que los «esfuerzos» actuales darán frutos para España pero también para el «proyecto político» socialista que, en su opinión, será «reconocido». Así, ha pedido a los suyos que acepten «con humildad» las críticas de los ciudadanos, sobre todo de quienes lo pasan mal, y de quienes les reprochen que las reformas del Gobierno se apartan de lo que fue su programa electoral.

Pero también les ha instado a no hacer caso de quienes dicen que los socialistas no creen en las reformas que están haciendo –«si llegamos a creer en ellas imaginaos cómo serían», ha ironizado– y a trabajar «con convicción» y no «con preocupación». «Creemos en lo que estamos haciendo tanto como creemos en España, en su gente y en su futuro», ha proclamado, al final de su intervención.

Zapatero ha dedicado buena parte de su discurso ante los ‘barones’ del PSOE a destacar el acuerdo, que ha calificado de «orgullo de país» y el trabajo de a los ministros negociadores, los vicepresidentes Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Salgado y el ministro de Trabajo Valeriano Gómez.

NO PERDIO EL RESPETO A LOS SINDICATOS

Pero además, ha dedicado elogios a los sindicatos y a los empresarios, que a su juicio se han convertido en una «referencia» por su voluntad de acuerdo y se ha mostrado convencido de que el acuerdo ha sido posible porque el Gobierno, «aun en los momentos de dificultad y de distancia», no ha dejado de «tener respeto» a los sindicatos. A los empresarios, les ha agradecido que facilitasen el acuerdo en lugar de escuchar los «cantos de sirena».

En este contexto, se ha remontado a mayo de 2010, cuando el Gobierno anunció sus recortes de gasto «arriesgando en solitario» para que el mercado no pusiera en duda «la solvencia de España» y ha opinado que los ‘populares’ «jugaron a no pensar en España», sino a que cayera el Gobierno. Ahora, Zapatero confía en que el líder del PP, Mariano Rajoy, haya perdido la esperanza de hacer caer el Gobierno y se sume al acuerdo económico y social.

«Saben que las elecciones serán en 2012 y que dedicaremos todo este tiempo a hacer lo que tenemos que hacer y a hacer las reformas», ha puntualizado. «A ver si esta ola de reformas llega también al PP y se reforman ellos. Lo de Rajoy parece difícil pero al menos si ellos no se reforman que estén con nosotros en las reformas que necesita España».

PENSIONES DIGNAS, INCLUSO MAYORES

El jefe del Ejecutivo se ha detenido a defender la de las cajas de ahorro -destacando que no se trata de darles dinero público, sino de que obtengan capital privado– y especialmente la de las pensiones, para subrayar que su objetivo es que los jóvenes de hoy puedan tener pensiones «dignas» y que el sistema no acabe necesitando capitalización privada.

Es más, se ha mostrado convencido de que en el futuro –«ya llegará el debate, estarán otros en las responsabilidades políticas», ha apuntado–, «esas pensiones serán superiores a las de ahora», pero para eso habrá sido necesario que todo el mundo trabaje «algo más».

No sólo al PP, Zapatero ha respondido a quienes dicen que sus reformas son de «derechas» , afirmando que quienes dicen eso «no saben lo que es la izquierda». En este punto, ha defendido que la socialdemocracia es «ante todo voluntad de reformas para la cohesión social» y no una economía «subvencionada» sino competitiva y que redistribuya a través de los impuestos y de la política social.

ARMONIZACION EUROPEA

De este modo, ha explicado que acometió las reformas porque son «buenas para el futuro de España» y porque estar en la Unión Europea implica «derechos» pero también «responsabilidades», empezando por ser «competitivos» y hacer las cosas «igual de bien que los mejores».

Así, ha adelantado que España vivirá «una nueva etapa de armonización» con la UE de los «principales parámetros de la economía» como la fiscalidad la edad de jubilación. «Para que España sea más fuerte y el euro más sólido, España va a apostar por una mayor integración económica europea, por una sólida armonización», ha dicho, pocos días antes de viajar a Bruselas para un Consejo Europeo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído