Según ha adelantado el diario Gara que dice que este partido "no deja resquicios para la ilegalización"

Sortu será el nombre del ‘nuevo’ partido de la izquierda abertzale

El nombre del partido significa en castellano "nacer" o "surgir" aunque también "hacerse insensible"

Dicen que condenarán la violencia de ETA pero no han dicho nada de no los 900 asesinatos que tiene la banda tras sus espaldas

El nombre del ‘nuevo’ partido político que la izquierda abertzale dará a conocer este martes en Bilbao, cuyos estatutos presentará el miércoles en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior en Madrid, será Sortu, según adelanta el diario Gara en su artículo La izquierda abertzale no deja resquicios para la ilegalización.

Sortu significa: ‘crecer’, ‘nacer’, ‘surgir’, producirse aunque también tiene la apreciación de ‘adormecer(se)’, ‘hacer(se) insensible’.

El proyecto político, según han adelantado Etxeberria e Iruin, rechaza «abiertamente y sin ambages» a cualquie tipo de violencia, incluída la de ETA y no se convertirá en «una organización vicarial» de la banda. Según se recoge en los estatutos de la nueva formación, adelantados por Gara y recogidos por Europa Press, «el nuevo partido desarrollará su actividad desde el rechazo de la violencia como instrumento de acción política o método para el logro de objetivos políticos, cualquiera que sea su origen y naturaleza; rechazo que, abiertamente y sin ambages, incluye a la organización ETA, en cuanto sujeto activo de conductas que vulneran derechos y libertades fundamentales de las personas».

En las bases fundacionales de esta nueva formación también se cita un compromiso expreso para contribuir «a la definitiva y total desaparición de cualquier tipo de violencia, en particular, la de la organización ETA». Asimismo, se recoge que el partido rechaza «las diferentes formas de manifestación de la violencia y el terrorismo, tal y como legislativamente han sido definidas en los diferentes apartados del Artículo 9 de la Ley Orgánica 6/2002, de Partidos Políticos», y su incumplimiento será motivo de expulsión de cualquier militante.

RECONOCIMIENTO Y REPARACIÓN DE LAS VÍCTIMAS

Los estatutos de esta nueva formación incluyen también el compromiso del partido para contribuir «a la superación de las consecuencias de toda violencia y terrorismo, en pro de la paz, justicia y reconciliación de la sociedad vasca» y al «reconocimiento y reparación de todas las víctimas originadas por las múltiples violencias que han tenido presencia en nuestro pueblo en las últimas décadas». Eso sí, no condena los más de 900 asesinatos producidos por la banda durante su historia.

Igulamente, tras los sucesivos intentos de la izquierda abertzale de estar presente en las elecciones bajo diferentes siglas que posteriormente han sido ilegalizadas, el texto subraya que «la configuración estructural y funcional del nuevo partido está orientada a impedir la realización de actividades que lo conviertan en instrumento de continuación o sustitución orgánica o funcional de los partidos políticos ilegalizados y disueltos en virtud de las sentencias de la Sala Especial del Artículo 61 L.O.P.J. del TS».

En este sentido, Sortu nace igualmente con el objetivo, según dice en sus estatutos, de romper «con los modelos organizativos y formas de funcionamiento de los que se ha dotado ese espacio social y político en el pasado y, por tanto, con los vínculos de dependencia a que aquéllos daban lugar». «Se trata con ello de impedir su instrumentalización por organizaciones que practiquen la violencia o por partidos políticos que fueron ilegalizados y disueltos por razón de su connivencia con ella», aclara en el texto.

También lanza un compromiso político para promover y defender «un modelo de sociedad acorde y coherente con el concepto de ‘sociedad democrática’ definido en el Convenio Europeo de Derechos Humanos».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído