Numerosos miembros de la izquierda se adhieren al movimiento Democracia Real Ya

Willy Toledo y Cayo Lara (IU) se suben al carro de la protesta de los ‘ni-ni’

Nadie sabía ni de su existencia ni de sus objetivos, pero de repente cuentan con varios dominios en Internet, tienen alguna que otra delegación y han conseguido en pocas semanas movilizar a miles de personas en contra del sistema.

Detrás de los famosos ni-ni no está un simple grupo de chavales que ha decidido protestar porque no encuentra trabajo, sino un complejo movimiento ciudadano que cuenta con sus propios líderes, políticas y aportaciones.

Las dos últimos movilizaciones que se han organizado en varias ciudades españolas en contra de la crisis -la del 7 de abril y la del 15 de mayo- han estado encabezadas por el grupo Democracia Real Ya. Un movimiento formado no sólo por jóvenes, que se extiende por más de 61 ciudades españolas y hasta cuatro países europeos, y que cuenta con miles de adhesiones.

Su principal objetivo parece inofensivo: «Fomentar la discusión abierta entre todos aquellos que quieran implicarse en la preparación y coordinación de acciones comunes». Sin embargo, y aunque sus portavoces aseguran que se trata de un grupo «apolítico y no sindicalista», Democracia Real Ya cuenta con innumerables apoyos de personalidades ligadas a la izquierda.

Entre los firmantes del manifiesto que publica este movimiento y el de Juventud Sin Futuro -los portavoces de los ni-ni- se encuentran nombres tan conocidos como el del líder de IU, Cayo Lara, los actores Willy Toledo y Juan Diego Botto o los escritores José Luis Sampedro y Almudena Grandes. ¿Quién está, entonces, detrás de estos grupos? ¿Cómo se financian? Democracia Real Ya nació a través de Internet hace apenas cuatro meses.

Pero sus actuaciones se están acentuando según se acercan las elecciones del 22 de mayo con el f in de influir en los resultados. El PP critica, además, que la acampada de jóvenes organizada en la Puerta del Sol, frente a su sede de la Comunidad de Madrid, no es casual. En cambio, en otras ciudades gobernadas por el PSOE, como Toledo, las concentraciones se han desplazado a otros lugares, alejados de sus ayuntamientos.

Ayer, nuevamente, miles de personas se movilizaron en la capital para continuar con las reivindicaciones. Escoltados por más de 10 furgones de Policía, entre las pancartas que portaban se podía leer consignas como «PSOE y PP la misma mierda» o «No nos representan». Una de las portavoces de la plataforma, Inmaculada Saranova, criticó a los grupos políticos que «intentan subirse al carro» de las protestas.

Siga leyendo esta nota en La Gaceta.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído