Radiografía de la estrategia mediática de Rubalcaba

El enésimo baño de marketing de Rubalcaba para ocultar su pasado

Periodista Digital consulta al experto Rafael Rubio

El enésimo baño de marketing de Rubalcaba para ocultar su pasado
Captura del sitio web electoral de Rubalcaba. PD.

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales está inmerso en un constante proceso de auto reinvención, al menos en lo que se refiere a su nombre. A principios de junio dijo aquello de «Soy Pérez Rubalcaba, quiero pasar a ser Alfredo». Después llegó el invento de «Alfredo P. Rubalcaba», reduciendo su primer apellido a una inicial y un punto, en la primera versión de su sito web electoral, ahora reducido a un simple «Rubalcaba». La ultima idea ha sido, para firmar en Twitter, reducir todo su nombre a cuatro simples letras: RbCb.

Periodista Digital ha consultado sobre esta estrategia a Rafael Rubio, consultor político y socio director de la agencia Dog Comunicación. En conversación telefónica, explica que:

Más que ocultar el nombre, en el fondo, él lo que vende es el cambio. Quiere presentarse como alguien que no tiene nada que ver con el portavoz del Gobierno, que no tiene nada que ver ni con Felipe González ni con Zapatero. Es como si fuera otra persona. Ha cambiado el estilo y su apuesta no por las nuevas tecnologías, sino por vender su apuesta por las nuevas tecnologías.

Vemos el show que montó ayer -25 de julio de 2011- para decir que estaba en Twitter, que es una cosa muy sencilla y al alcance que todos. Montó todo un dispositivo con doce personas…

PRUEBAS EN DIRECTO

Este consultor considera que Rubalcaba:

Tiene el afán de presentarse como algo nuevo, como algo diferente, y al final de una forma u otra está probando. Su problema es que tiene que hacerlo todo súper rápido. Al final está yendo contra reloj y hace las pruebas, entre comillas, en directo.

Ha cambiado tres veces, ahora ha decidido firmar los tweets con el RbCb. Va en esa línea de hacer las pruebas en directo. Y una de las ventajas de esta época es que te permite eso, te permite estar un ‘beta’ -fase de pruebas previa a la versión definitiva de un programa informático o servicio de internet- permanente e ir avanzando.

El simple hecho de estar en ‘beta’ e ir cambiando, te da esa sensación de cambio, de joven, de moderno… Y yo creo que es lo que está buscando. Aquí la gran duda es la capacidad del marketing para cambiar la realidad. Qué memoria tenemos los españoles y hasta qué punto un baño de marketing tan fuerte funciona.

EL DOBLE RETO DE PÉREZ RUBALCABA

Rubio cree que esta estrategia:

Va a ser eficaz, en el sentido de que dulcificará la figura, la presentará de una manera más amable. Pero claro, no sé si ser suficientemente eficaz como para focalizar la elección en el personaje.

Rubalcaba tiene dos grandes retos de comunicación. El primero, lograr que la gente vote Rajoy-Rubalcaba, lo que no es sencillo con la que ha caído. Y el segundo, que cuando voten Rajoy-Rubalcaba, el Rubalcaba que consideren sea un Rubalcaba distinto y no asociado con el Gobierno de Zapatero.

El segundo reto, que es en el que está trabajando fundamentalmente, puede salirle bien. Lo que no sé, es hasta qué punto toda estrategia es eficaz para el primero, que es el verdaderamente estratégico: que la gente no vote PP-PSOE, sino que vote Rajoy Rubalcaba.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Lo más leído