El ganador de las elecciones de noviembre será, por biografía, aspecto y carácter, el reverso de la posmodernidad zapaterista

Rajoy y Rubalcaba, los candidatos antiZapatero

Rajoy y Rubalcaba, los candidatos antiZapatero
Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy. EP

El retrato-robot del próximo presidente de España será una suerte de antítesis del actual.

Es la opinión de Ignacio Camacho —En busca del antizapatero–, quien considera que frente al «perfil liviano, voluble y líquido —o gaseoso, más bien— que ha representado José Luis Rodríguez Zapatero, cuyos principales defectos como dirigente proceden de su falta de formación y de experiencia, de su prematuro y casi casual acceso a la cúpula del Estado», el próximo presidente de España será «un hombre maduro, sereno, con barba, poco carismático, de conducta previsible, con amplia experiencia en la política y en el Gobierno».

Y añade:

«Tanto Mariano Rajoy como Alfredo Pérez Rubalcaba son, en mayor o menor medida, por biografía, por aspecto y por talante, el reverso de la posmodernidad zapaterista y de su ensueño juvenil, relativista y tornadizo.»

El aspirante socialista es lo más similar al adversario que su partido podía encontrar:

  • Ambos han sido ministros de Educación y de Interior y portavoces del Gobierno
  • Ambos han desarrollado una larga trayectoria política variada y versátil
  • Ambos tienen una edad similar y un aspecto análogo
  • Ambos emiten desde su perfil personal un mensaje de experiencia, respetabilidad y confianza

La candidatura de Rubalcaba surge así como un intento de encontrar una contrafigura de Rajoy, capaz, si no de cerrarle el paso hacia una victoria que los sondeos apuntan como inevitable, sí de evitar el descalabro que anule las perspectivas del PSOE durante una década.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído