El candidato a la secretaría general del PSOE rechazó de cara al 20-N la opinión de la militancia

Rubalcaba: de censor de las primarias a reclamar ahora hasta el apoyo de los simpatizantes

Ante el miedo a perder en el congreso federal, asegura que el partido debe establecer primarias a la Presidencia del Gobierno

¡Cómo hemos cambiado! Quien hurtase el proceso de primarias en el PSOE, allá por el lejano mes de junio de 2011, amparado en que los posibles aspirantes no alcanzaron los avales, ahora, quizá barruntando que su competidora, Carme Chacón, pueda recabar mucho más apoyos en el Congreso Federal, pretende no sólo abrir las primarias a los militantes, sino también a los simpatizantes para elegir posteriormente al candidato a la Presidencia del Gobierno.

Y es que la llamada Plataforma de apoyo a Alfredo Pérez Rubalcaba para liderar el PSOE propone primarias abiertas a militantes y simpatizantes para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno. Así, si Rubalcaba gana el congreso federal del PSOE de febrero, su propósito es que el candidato socialista a las elecciones generales se escoja por primarias abiertas a todos los ciudadanos progresistas y no sólo a los militantes.

Precisamente, en su recién estrenada página web www.rubalcaba38.es señala lo siguiente:

Cuando proponemos que nuestro próximo candidato pueda ser elegido en unas primarias abiertas a todos los ciudadanos que deseen participar en ellas, lo hacemos, sobre todo por establecer una nueva cultura de partido. No se trata sólo de las primarias: deberíamos ser capaces de articular un espacio en el que varios millones de simpatizantes sientan que pueden colaborar, intervenir, opinar y tomar parte en nuestras decisiones. Del voto de adhesión al voto de participación: esa es también una parte del mensaje incorporado a los siete millones de votos que acabamos de recibir.

Sin embargo, no siempre ha sido así y el propio Rubalcaba mantenía en agosto de 2011 un discurso totalmente contrario –Rubalcaba se pavonea: «Hubiera ganado las primarias a Carme Chacón de calle»
:

Un partido siempre pide el voto para su líder, y por tanto, si soy el candidato a la Presidencia del Gobierno, soy el líder del partido, y punto, no hay más.

Con esa reivindicación no estoy buscando condicionar la decisión que el partido debe tomar después de las elecciones para elegir a su secretario general, porque ahora su prioridad es sólo hacer un buen programa para recuperar la confianza de los ciudadanos.

Pérez Rubalcaba, con ventajismo evidente tras no haberse celebrado elecciones primarias tras la debacle del 22 de mayo de 2011, tiene la certeza de que si los militantes hubieran sido convocados a las urnas «hubiera ganado de calle».

Siga al autor de esta información en @JuanVelarde1972

 

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído