El alcalde Gonzalo Lago

El Ayuntamiento de Talavera estaba quebrado cuando llego el PP en junio de 2011

La alcaldía estuvo a punto de tener que hacer un ERE entre los empleados municipales

El Ayuntamiento de Talavera estaba quebrado cuando llego el PP en junio de 2011
Gobierno municipal de Talavera de la Reina. Ayuntamiento.

En junio de 2011 el Ayuntamiento de Talavera tenía una deuda de 57,5 millones de euros, una línea de crédito de 9 millones que debía liquidar el 31 de diciembre, y saldo negativo de caja. Éste es el balance económico que Gonzalo lago hace de la situación del Ayuntamiento de Talavera a su llegada al gobierno local.

Lago asegura que 365 días después, luchando por los talaveranos minuto a minuto, puedo decir que en 2013 el Ayuntamiento tendrá superávit».

En su balance anual, el Alcalde estuvo acompañado prácticamente por todo el equipo de gobierno.

En su convocatoria ante los medios de comunicación, el Alcalde dedicó la totalidad de la conferencia a detallar «la catastrófica situación económica de las arcas municipales» que salió a relucir gracias a la auditoría que Lago encargó al concejal de Economía nada más acceder al Consistorio, y que se hará pública la próxima semana.

Lago recordó que no obstante la deuda, el Consistorio, arrastraba un déficit presupuestario de 20 millones de euros del año 2009, ya que «el PSOE se gastó 20 millones de euros que no tenía consignados en los presupuestos».

Para hacer frente a esta situación, cuyos responsables -aseguró Lago- tiene nombres y apellidos, el gobierno local tuvo que solicitar dos líneas crediticias del Instituto de Crédito Oficial (ICO), una en 2011 para el pago de 3,2 millones de euros a proveedores y otra en 2012 de 10,8 millones de euros.

Lago recordó que nada más llegar al Ayuntamiento se encontraron 3.300 facturas sin pagar por valor de 10,2 millones de euros, «que pudimos pagar gracias a una gestión responsable». A estas se unen otras tantas valoradas en 900.000 euros, carentes de consignación presupuestaria y algunas sin tan siquiera la firma del anterior concejal de Economía, «lo que nos da una idea de la falta de responsabilidad de los anteriores gestores socialistas»,

Gonzalo Lago denunció a su vez que la contabilidad que se había llevado hasta ahora, no reflejaba el patrimonio fiel del ayuntamiento, ya que los socialistas habían «inflado» hasta en 10 millones de euros las cuentas con unos ingresos que jamás íbamos a tener».

Plan viabilidad
El alcalde explicó que gracias al Plan de Viabilidad que ha aprobado el Ministerio de Hacienda el Ayuntamiento saldrá de la mala situación en la que se encuentra. El Alcalde adelantó un dato que recoge el Plan de Viabilidad aprobado por el Ministerio de Hacienda, según el cual el déficit real que arrastra el Ayuntamiento en este momento es de menos 9,2 millones de euros, «un déficit que estamos saneando porque somos conscientes de que debemos hacer frente a la nefasta situación que hemos heredado».

Justes económicos
El alcalde explicó que de la auditoría que se elaboró hace un año se desprende un ajuste económico-financiero que ha permitido ahorrar y hacer frente a los principales pagos. Gonzalo Lago reconoció que hace doce meses en el Ayuntamiento «se debería haber llevado a cabo un ERE, porque los ingresos que teníamos no podían mantener el sueldo de los empleados públicos, ni tampoco teníamos dinero con el que pagar. Eso hubiera supuesto un despido de trabajadores, y hoy puedo decir que no peligra ni uno de los 720 empleos de este Ayuntamiento».

Gonzalo Lago dijo que en un año se ha ahorrado 2,9 millones de euros y la previsión es llegar a 4 millones cuando finalice el año. Así, detalló que la austeridad «empezó por nosotros mismos», y sólo en el sueldo de cargos de libre designación y concejales que no se han liberado se ha ahorrado 246.000 euros.

A esto se añade un ahorro de 1,3 millones de euros en concepto de horas extras y productividad, 120.000 euros en un Plan de Eficiencia Energética, 600.000 euros en limpieza, basura y jardines, más de 52.000 euros en el área de cultura, y más de 476.000 euros en Festejos.

«Hemos logrado ahorrar con mucho esfuerzo, sacrificio y ajustándonos a la realidad de este ayuntamiento», dijo el alcalde que agradeció el trabajo de todos los empleados públicos, de los concejales y de entidades «que han colaborado para sacar a flote a nuestro consistorio».

Futuros retos
Por último, Gonzalo Lago reconoció que la tarea del equipo de Gobierno para el resto de legislatura será ardua, «pero el reto es tan vital para esta ciudad que lo asumimos y lo asumo personalmente con responsabilidad para estos años, porque nos estamos jugando la viabilidad de una institución que es la casa de todos los talaveranos, de la que dependen 720 familias directamente y una población de 90.000 habitantes, además del futuro de una ciudad en la que creo por encima de cualquier cosa, que es Talavera de la Reina.

 

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído