PERIODISTA DIGITAL EN EL CAMPUS FAES

Piqué remueve el pasado y saca pecho por la foto de las Azores

Pizarro denuncia la corrupción del sistema financiero ¡en el mundo anglosajón!

Piqué remueve el pasado y saca pecho por la foto de las Azores
Piqué en el centro de la imagen.

Con una mayor asistencia de público que el día anterior, arranca la mañana del 3 de junio de 2012 la segunda jornada del segundo curso del Campus FAES 2012. La primera mesa redonda trata de ‘La marca España’ y corre a cargo del presidente del Real Instituto Elcano, el sociólogo Emilio Lamo de Espinosa, el diplomático Javier Rupérez y el ex ministro de Asuntos Exteriores Josep Piqué.
 
Escuchar citar una vez a Keynes resulta chocante en el Campus FAES -Un argentino amarga a Aznar elogiando a Keynes y al New Deal https://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2012/07/02/argentino-amarga-aznar-elogiando-keynes-new-deal.shtml –, pero dos veces es casi imposible de imaginar. Sin embargo, ha ocurrido. La segunda aparición del gran ideólogo económico de la izquierda ha corrido a cargo de Lamo de Espinosa, que ha recordado una de las más célebres frases del británico: «A largo plazo estamos todos muertos».
 
Según este sociólogo «todo cuanto circula por el mundo lleva la marca del Estado del que procede» y «lo primero que se pregunta a una persona es el país del que procede, lo mismo ocurre con el dinero o las mercancías». Ante esta realidad, añade, algunas empresas hacen todo lo posible para ocultar su origen español». El motivo de esto último:

«A las empresas en costes financieros la identidad española les está costando una fortuna», por lo que están tratando desvincularse de ella».

Desde el Ejecutivo se insiste de forma constante en la importancia de la ‘marca España’, hasta el punto de que se ha implicado a televisiones privadas en su promoción. Rupérez, en FAES da la impresión de querer frenar al Gobierno:

«Hay que manosear menos la marca España y saber más lo que nos sucede».

Y como se habla de ‘marca España’ no podía fallar la referencia a la Eurocopa. El embajador lo ha sacado dos veces a colación. La primera vez ha sido cuando ha dicho que «tenemos cierta tendencia histórica a la individualidad» y que hay que «recuperar cierta exaltación de la labor colectiva, como hacen los jugadores de fútbol españoles». En la segunda ocasión, ha declarado:

«Es cierto que el patriotismo crítico nos lleva a decir que no podemos confiar solamente en la gente que hace su vida pegando patadas al balón. Pero es cierto también que ese grupo de personas es admirable».

En opinión de Rupérez, «muchas veces se ha pensado que la ‘marca España’ es únicamente una cuestión de diplomacia pública y no es sólo eso». Para él, hay un problema de credibilidad como país y muchas cosas que arreglar a nivel interno:

«Debemos recuperar la realidad [mejorando España] y con ella la marca y la autoestima».

De haber estado en el interior de la carpa donde se desarrollan las sesiones, estaba en la terraza del hotel conversando con Manuel Pizarro, Aznar se habría sentido muy alagado con la intervención de Josep Piqué. El ex ministro ha hecho grandes elogios al Gobierno del que formó parte y a su presidente. Ha dicho que la política exterior no se hace a base de genialidades o de momentos concretos, se va haciendo día a día». Y es ese ‘día a día’ el que permite determinados episodios destacables.
 
Así, ha presumido de «la tan denostada foto de las Azores», que en su opinión demuestra que España era un agente importante en el mundo con el que quería contar Estados Unidos. Ha ‘sacado pecho’ de otra anécdota, cuando Aznar le dijo al canciller alemán Schröder: «lo que tienes que hacer es controlar el gasto público». Ha añadido que le pudo decir al germano que debía hacer «las cosas bien, porque España las hacía». Considera que después de eso, el Gobierno de Zapatero rompió la credibilidad de España y acabó con décadas de política exterior coherente. Ha hecho un llamamiento al actual ejecutivo para recupere «nuestra fiabilidad como socios y aliados».
 
Tras la mesa redonda, ha llegado lo que era el ‘plato fuerte’ de la mañana, o al menos lo que más interés ha despertado si se tiene en cuenta que para esa segunda entrega del día ha acudido más público que para la primera. Entre los asistentes, incluso algún miembro del equipo de Rajoy en el Gabinete de Presidencia del Gobierno. Manuel Pizarro ha impartido una conferencia con casi dickensiano título de ‘Tiempos de crisis’.
 
El aragonés ha arrancando su intervención proclamando que «las crisis económicas tienen siempre un fondo moral, de que se han hecho las cosas mal». Tras repasar la ineficiencia de los sistemas socialistas, ha repasado qué comportamientos pueden hacer fallar las economías abiertas. Ha explicado el problema de la «corrupción institucional. Cuando se acaba con la responsabilidad y la transparencia, el sistema no funciona».
 
Sin embargo, a pesar de sus constantes llamamientos a la responsabilidad pública y privada, ha defendido el rescate de las entidades bancarias en problemas:

«No se puede dejar quebrar el sistema financiero (…) cuando desaparece un banco desaparece el dinero del banco y el dinero de todos los clientes. Para impedir que haya una contracción total de la economía hay que salvar la banca».

Ha añadido:

«Pero hay que ver, como cae un avión, la caja negra para ver lo que ha pasado y que no vuelva a pasar. Y eso no se ha hecho».

¿Crítica al sistema financiero español y a las instituciones regulatorias del país? En absoluto, se estaba refiriendo al mundo anglosajón. Ni una sola mención a la situación de las cajas de ahorro, y sí ha defendido el funcionamiento del Banco de España gracias a las normas impuestas por el Gobierno de Aznar. No ha nombrado, ni tan siquiera, al ‘zapateril’ Miguel Ángel Rodríguez Ordoñez.
 
Pizarro, que fue presidente de Ibercaja entre 1995 y 2004, no ha hablado de esa parte del sistema financiero español controlado por políticos y sindicatos. Tan sólo una mención, para elogiar la obra social desarrollada por la entidad que él presidió. A pesar de que en algunos casos las retribuciones de los gestores impuestos desde el poder político eran excesivas, y de que el resultado de su modo de trabajar ha sido desastroso, no ha hablado de ello. Sin embargo, sí ha criticado los altos sueldos pagados por algunas entidades financieras del mundo anglosajón que no obtenían grandes beneficios. Además ha denunciado que ha faltado responsabilidad, puesto que tan sólo Madof ha ido a prisión. Una vez más, se refería al mundo de habla inglesa. Ni una mención a lo que ha ocurrido en España.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído