OPINIÓN

El arte del disimulo o el mamoneo político

El arte del disimulo o el mamoneo político
Juan Tena.

Los socialista de Talavera anuncian que defenderán la participación ciudadana en los asuntos municipales y formularan su petición en el Pleno de Ayuntamiento de Talavera mañana jueves 19 de julio.

El motivo oculto de la moción de mañana está íntimamente relacionado con el aplazamiento decidido por el gobierno municipal del PP de proseguir con el proyecto de incluir Talavera en el grupo de Grandes Ciudades, de conformidad con la Ley de igual denominación.

Por tal razón, los socialdemócrata de la ciudad han pensado que si un principio básico de la Ley de Grandes Ciudades es la participación ciudadana (http://www.boe.es/boe/dias/2003/12/17/pdfs/A44771-44791.pdf> y el desarrollo de ésta es aplazada por lo populares para lo cual aducen su elevado coste, entonces presentan una moción pidiendo dicha participación ciudadana independientemente de la Ley como una propuesta progresista, avanzada, de izquierdas. Sin embargo dicha propuesta tiene un fin muy distinto. Se trata de aplicar el principio «táctico» de dificultar el gobierno, y el estratégico de hacerse con el poder.

Es ocioso entretenerse en explicar que esa petición socialista en realidad no tiene nada que ver ni con una mayor democracia, ni con la participación ciudadana, ni con facilitar un buen gobierno para que la vida social, económica y cultura de la ciudad mejores. En absoluto, más bien al contrario; es una cuestión estrictamente de confrontación entre castas políticas en disputa incesante por el poder. Esa es la realidad de la proclama de participación ciudadana en la vida municipal. No importa lo que se pida (participación) lo realmente trascendente es lo que se persigue: destruir al contrincante para hacerse con el poder aprovechándose de la bondad del ciudadano con el que se ha practicado la debida ocultación acerca de las verdaderas e inconfesables intenciones políticas del partido, en este caso el de los socialdemócratas.

Esta lucha por el poder, es decir por el contrl del «Consejo de Administración de esa empresa», no tiene en cuenta el beneficio común de la sociedad, de la colectividad. Así pues el ciudadano está ya obligado a entender esto y extraer sus propias conclusiones.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído