ESPAÑA GRAFFITI / Javier González Méndez

Rubalcaba Hood y los #400e

¡Tiritas, también, pa este corazón partío que se hace de tripas mientras traza este graffiti!

Con el dinero de los españoles anónimos, Don Alfredo, es muy fácil y muy barato jugar a Robín de los Bosques

Es la leche la puntería digital que ha desarrollado el PSOE, oye. Alfredo Pérez Rubalcaba ha descubierto su bosque de Sherwood particular en las redes sociales, y donde pone el ojo pone el ‘hashtag‘, como el legendario Robín Hood ponía la flecha.

La última emboscada en la red al gobierno de Rajoy, #salvar400e, no la superaría ni un guionista de esos de Hollywood especializado en levantar al público de sus butacas.

Mariano hace de malo malísimo por anticipado, o sea, cuando todavía falta un mes para que se sepa si el gobierno coloca el pulgar hacia arriba o hacia abajo para los parados sin prestación, y Alfredo queda de bueno buenísimo, disparando un certero hashtag directamente a la «patata» de los españoles que, como era de esperar, deja al respetable público pidiendo tiritas para sus corazones partíos.

¡Tiritas, también, pa este corazón partío que se hace de tripas mientras traza este graffiti! La devota España «mariana» es tan prudente, circula con tanta minuciosidad por la derecha, respeta con tal disciplina germánica los límites de velocidad establecidos por Bruselas, se ha encomendado con tanta fe a San Cristóbal Montoro para recorrer este largo y tortuoso camino a través de la crisis que, cuando se pone al fin en marcha, el PSOE, la opinión pública y la opinión publicada están ya de vuelta.

Rajoy ya sabe que el último pétalo de la margarita de los 400 euros va a dictaminar un sí como una casa. Salvo que el señor Presidente se haya vuelto loco, claro.

Pero sigue deshojándola, si, no, si, víctima de su tic galaico de mantener al personal con la incertidumbre de si sube o baja las escaleras.

La verdad es que le ha dado buen resultado con el enojoso asunto del Rescate. Pero tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe.

El Presidente, como buen madridista, prefiere ceder el balón a la oposición y pillarla después al contrapié, al contraataque, con sus defensas hechas unos zorros.

Sobre todo en el terreno de juego digital, es que la posesión de balón por parte de la calle Ferraz es talmente un escándalo de proporciones similares a las posesiones de balón del Barça. El Gobierno siempre va a remolque en las redes sociales, cosechando derrota tras derrota virtual.

Lo que pasa es que con las cosas de comer, de sobrevivir, no se juega, hombre. Ni un Presidente meditabundo y silencioso como el pensador de Rodin que tenemos en La Moncloa, ni una oposición hiperactiva en el mundo virtual sumida en la inoperancia y el caos en el mundo real.

Este paradigma humano de los 400, no es un asunto de twitter, de partidos, de @ElenaValenciano, de cuentas de la vieja de Montoro o pulsos mediáticos de las dos Españitas de papel. Este es un claro asunto de Estado.

Es un «abismo social» en la insignificante España, de consecuencias tan catastróficas a escala como el «abismo fiscal» en United States of América. Sólo que, allí se han quitado sus disfraces de republicanos y demócratas durante unos días, pero aquí mantenemos nuestro eterno carnaval ideológico, caiga quien caiga y caiga lo que caiga.

¡Malditas sean una derecha y una izquierda españolas que no escuchan los gritos del silencio de su pueblo! ¿A cuántos españoles se les acaba en 2013 la prestación por desempleo? ¿A un millón, quizá…?

Pues que los cerca de 400 mil políticos locales, provinciales, autonómicos y estatales (contando concejales, diputados provinciales, diputados autonómicos, senadores, congresistas, consejeros de estado, delegados, altos cargos, asesores, directivos de chiringuitos, etc…) se rebajen solidariamente una media de 400 euros al mes para predicar con el ejemplo y cubrir al menos el 40% de los objetivos del célebre y celebrado «hashtag» de Rubalcaba.

Menos meditaciones trascendentales, menos sumas y restas de Montoro, menos cuentas macroeconómicas, menos cuentos digitales y más vergüenza política pluripartidista para convertirse, todos a una, en parte de la solución. Propongo, como «hashtag» asumido por toda la casta política, una versión modificada del conmovedor SOS de Rubalcaba Hood:

#quelospoiliticosaportenalmes400e

Con el dinero de los españoles anónimos, Don Alfredo, es muy fácil y muy barato jugar a Robín de los Bosques.

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído