Alfonso García Pozuelo está decidido a 'cantar' y desvelar los apaños de Luis Bárcenas

Un constructor pagó a Gürtel 401.000 euros en comisiones por 8 obras del PP

Asustado por la posibilidad de ir a la cárcel, malvendió su empresa a la firma Assignia y pago 20 millones a Hacienda

Entre la documentación encontrada en la contabilidad B de Correa aparece un pago de 600.000 euros realizado por Pozuelo que luego se reparte en cinco sobres

El pasado 11 de marzo de 2013, en rigurosa primicia, pubñicábamos en Periodista Digital que una d elas piezas clave en el ‘Caso Bárcenas‘ es un empresario ya de cierta edad, llaamdo Alfonso García Pozuelo-Asins.

Y contábamos que, hace tres años, cuando su nombre quedó indeleblemente vinculado a la ‘trama Gürtel’ y mientras Francisco Correa y sus cuates escondían en cuentas secretas sus ilicitas fortunas, amasadas a golpe de comisiones y de sobornos a cargos públicos, García Pozuelo, dueño de Constructora Hispánica, optó por la vía más simple.

Asustado por la posibilidad de ir a la cárcel y consciente de que lo habían pillado con el ‘carrito del helado‘, decidió malvender su empresa a la firma Assignia y saldar la deuda que tenía con el fisco: pagó a Hacienda casi 20 millones de euros.

No tenía escapatoria. Anotaciones contables en una carpeta azul intervenida por la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Policía al economista de la Gürtel, José Luis Izquierdo, revelaban pagos que suman más de 4.192.000 euros de García Pozuelo a ‘Don Vito‘ Correa.

Siguiendo el guión clásico, aplicado en casi todas las comunidades autónomas y por tipejos de variados partidos políticos, el capo de la ‘Gürtel‘ prometía a constructores adjudicaciones de obras públicas a cambio de sustanciosas comisiones.

Según el sumario de Gürtel, 600.000 euros procedentes de entregas hechas por García-Pozuelo a Correa (en concreto de una partida de 1,6 millones) acabaron en las manos del ex tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas.

Esos 600.000 no son más que una gota de agua en el inmenso río de corrupción que, presuntamente, permitió al extesorero esquiador amontonar hasta 36 millones de euros en Suiza y cantidades mayores en cuentas secretas en otros lugares el mundo.

Y expertos vinculados a la investigación del llamado ‘caso Bárcenas’, creen haber encontrado la clave que hará saltar los cerrojos y ayudará a romper el manto de silencio que el extesorero y un sector de la cúpula del PP tratan de echar sobre el embrollo.

El murciano Alfonso García Pozuelo-Asin, perdida una empresa boyante a la que dedicó dos décadas y arregladas sus cuentas con Hacienda, parece estar dispuesto a revelar con detalle cuánto pagó, a quién y en qué concepto. No sólo a Bárcenas, sino también a todo el que hizo falta.

Este jueves 14 de marzo, Á. Semprún y J. Romera revelan en ‘El Economista’ que entre los empresarios que están bajo la lupa del juez Bermúdez se encuentra Alfonso García Pozuelo.

El magistrado ha pedido una relación de los contratos que recibió la constructora de las Administraciones Públicas y los pagos que ésta realizó a PP.

Esta nueva información, que se tendría que entregar en siete días si la Audiencia Nacional no le aparta del caso antes en favor de Pablo Ruz, vendría a acompañar las conclusiones del último informe de la Udef que recoge las comisiones que presuntamente pagó Pozuelo a Francisco Correa a cambio de obras en los ayuntamientos del PP.

Este último documento es en el que vinculan a Gürtel con los papales de Barcenas.

En concreto, Pozuelo llegó a pagar 401.884 euros entre 2009 y 2010 por seis obras valoradas en 8,35 millones de euros. La comisión más elevada que pagó el expresidente de Hispánica fue del 55 por ciento.

Según el informe de la Udef al que ha tenido acceso este diario, el empresario pagó a la organización de Correa 150.253 euros en comisiones para hacerse con la redacción del proyecto técnico de estudio de seguridad y salud y dotación de la Glorieta en la Calle Bárbara de Braganza, en Boadilla del Monte.

El estudio estaba valorado en 271.129 euros. Esta elevada comisión es un caso aislado, ya que lo normal es que fueran de entre el 1 y el 3 por ciento del monto de cada obra.

Otro ejemplo es la adjudicación del proyecto de remodelación y acondicionamiento Camino de las Huertas de Pozuelo por 1,97 millones de euros.

En este caso pagó un 3 por ciento de comisión. Asimismo, a través de Hispánica, pagó 20.308 euros a cambio de las Obras del Parque de Bomberos de Alcalá, valorada en 3,39 millones de euros.

En el último informe, la policía explica que las comisiones pagadas a cambio de las obras se distribuían entre los partícipes de la operación, entre los que se encuentran, según la documentación incautada, miembros de la formación, e incluso el propio PP.

Así, por su parte, entre la documentación encontrada en la contabilidad B de Correa aparece un pago de 600.000 euros realizado por Pozuelo que luego se reparte en cinco sobres.

Dos de los sobres, con 270.000 euros y 30.000 euros respectivamente van destinados al presunto cabecilla de la trama; otro con 50.000 euros se entrega, supuestamente, a Javier del Valle, abogado de Correa e imputado en el caso Gürtel.

Otro con 190.000 euros se ingresa en Caja Madrid, mientras el último, con 60.000 euros, cae en manos de Pozuelo.

En este punto, la Udef asegura que hay una vinculación directa con ese último sobre el ingreso apuntado en los papeles de Bárcenas de 60.000 euros de Pozuelo en esas mismas fechas (27 de noviembre de 2003).

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído