"La moción de censura en Ponferrada es un disparate, es la unión de dos fracasados que no lograron ganar las elecciones"

[VÍDEO ENTREVISTA] Juan Morano: «En el PP no hay democracia interna, yo lo abandoné porque teníamos un compromiso electoral y no podía contradecir lo que habíamos prometido»

"Llega un ministro canario y se pasa por el arco del triunfo todo lo que habíamos defendido en campañas electorales sobre el carbón"

Juan Morano Masa (1941, Madrid) histórico alcalde de León es en la actualidad senador alineado en el Grupo Mixto después de romper con el Partido Popular, en el que militaba desde 1989, por sus discrepancias con Mariano Rajoy.

El veterano político concede una entrevista a Periodista Digital para repasar su trayectoria.

Durante dos semanas ha sido noticia Ponferrada por una moción de censura contra el alcalde del PP, López Riesco. ¿Qué opinión le merece?

Esa moción de censura me parece un disparate, porque es contra-natura, va contra la voluntad popular. Yo siempre he dicho que no se puede uno sentar en un sillón de mando sin haber ganado. Cuando se sienta un perdedor para echar al que ha ganado, me parece que es un contubernio y que viola fundamentalmente la voluntad popular. Y en este caso es la unión de dos fracasos. El fracaso de Folguera, que ha obtenido los peores resultados de la historia del PSOE en Ponferrada. Y por otro lado el otro señor, Ismael Álvarez, que formó un partido independiente después de retirarse por una condena por acoso y que han basado todo su pacto en un único objetivo: echar de la alcaldía a Carlos López Riesco, por el que tengo una gran amistad y es un gran gestor. Le faltaron 200 votos para la mayoría absoluta. Tanto Folguera como Ismael Álvarez intentaron ser alcaldes y perdieron en las elecciones y ahora la unión entre estos dos perdedores… echa a Carlos. Yo creo que esto tendrá una vida muy corta.

¿En las siguientes elecciones los votos invertirán la situación o la ratificarán como en Bendidor?

El ciudadano valora mucho su voto. Cuando tú no te atienes a los resultados obtenidos siempre se paga. Estos tendrán un mal final político y Carlos volverá a ser alcalde de Ponferrada.

Es curioso la repercusión mediática

Ha sido noticia nacional, ha abierto los telediarios. Porque es algo que rompe los esquemas y además coincidió el día de la mujer con la votación de la moción de censura con alguien condenado por un delito de acoso y eso la ciudadanía lo rechaza. Son actitudes difíciles de entender.

Ismael Álvarez, tras cumplir su condena, usted cree que no debería haber vuelto a la política

Cada uno es libre de hacer lo que le parezca. Estamos en un Estado de Derecho. Pero no se pueden hacer este tipo de pactos. Tienen que ser ideológicos y este no tiene ninguna justificación.

Hablemos de León. Usted fue candidato a la alcaldía por UCD en las primeras elecciones. ¿Qué era UCD? Ahí había franquistas, democristianos, socialdemócratas…

Fue un partido interesante, innovador y necesario. Los que habéis nacido en democracia no lo podéis entender. Yo tenía 30 años cuando empezó la democracia. A mí, por ejemplo, siempre me atrajo la política y la UCD fue la forma para que empezáramos a participar. El 90% de candidatos teníamos un desconocimiento de la política.

Hay que reconocer que en España no procedíamos de la miseria, eh, hubo españoles que en el franquismo hacíamos vida normal. Haciamos familia, haciamos carrera normal, íbamos a colegios normales, hacíamos oposiciones…etc. Pero aspiramos a que ese sistema fuera más libre.

El primer alcalde democrático del PSOE, Gregorio Pérez de Lera, duró muy poco…

Hubo unas elecciones en las que UCD sacó 10, el PSOE otros 10, el PCE sacó 4 y Coalición Demócrata 3. Entonces hicieron un pacto PSOE y PCE. Pero luego se impugnaron unas mesas electorales y se volvieron a repetir las elecciones en unas mesa. El PCE perdió y concejal y lo ganó CD. Por lo que pasamos de un pacto PSOE-PCE a un pacto UCD-CD. Yo era el número 1 de UCD y el más votado. Gregorio fue seis meses alcalde y el resto de la legislatura de concejal. Era una gran tipo y yo llevé a entenderme muy bien con él.

Para las siguientes elecciones municipales ya no existía UCD

Las circunstancias. Había una ola incontenible de que la izquierda gobernara en España. La izquierda en aquel momento era una entelequia, era una ilusión. En UCD había gente muy brillante, pero su situación era compleja. Era necesario el cambio de 1982. El PSOE saca 202 escaños. Había gente que pensaba qué iba pasar y no pasó nada. La democracia funcionó. La UCD podría haberse mantenido con un acuerdo con AP, pero hubo un desacuerdo por las cabezas de UCD y AP y cada fue por su lado. La gente que había votado a UCD se pasó a AP y a PSOE.

Usted se alió primero con AP, pero luego acabó presentándose al frente de una candidatura independiente. En 1987 gana a PSOE y PP (AP) incluso subiendo votos, pero populares y socialistas se ponen de acuerdo contra usted.

Se alían el PSOE, AP y el CDS. Y fue elegido José Luis Díaz Villaring.

¿Los concejales del PSOE preferían a un alcalde del PP que a usted?

Todo consistía en apartarme a mí de la política. Ellos tenían esa obsesión. El ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que era el líder del PSOE en León me lo confesó años después. Lo llamaron el ‘Pacto Cívico’. Tenían la obsesión de conseguir alejarme a mí de la política. Las vueltas que da la vida. El otro día escuché en ua comentario de un político en Ponferrada hecho por ‘Fulanito de tal’ diciendo que no podía haber un pacto contra-natura para quitarle la alcaldía al más votado y resulta que ‘Fulanito de tal’ fue uno de los que orquestó el pacto contra mí en 1987. Las vueltas que da la vida. Ese tenía la obsesión en que yo dejara de ser concejal.

En ese momento Zapatero era el líder del PSOE en León y Aznar era el líder del PP en Castilla y León

Para debo decir que el presidente de AP en Castilla y León siempre me apoyó a mí. Los concejales le desobedecieron en la votación. José María Aznar siempre se mostró en contra de ese pacto y me ayudó a que volviera a la alcaldía de León en 1989. Eso no ha pasado hoy en Ponferrada, donde la dirección del PSOE en Castilla y León no se opuso.

Habría quien diría que los pactos entre partidos son lícitos

En la primera elección UCD fue el más votado, pero es razonable que los dos partidos de izquierda, PSOE y PCE, se unan. Pero en cambio en 1987 es que se unían PP y PSOE contra mí. Ha habido alcaldes hasta con tres concejales gracias a pactos. Eso no es razonable.

El argumento que usaron PSOE y PP es que usted era partidario de sacar a León de la Comunidad de Castilla y León.

Eso era pura teoría. Hombre, yo defendí siempre que en el planing autonómico era más razonable que León fuera una autonomía propia como La Rioja o Murcia, en vez de que estuviera en la comunidad Castilla y León. Pero eso fue el pretexto que se buscó. Pero esos rollos ya lo conocemos. Lo cierto eran ambiciones desmedidas de los que no habían sido capaces de ganar las elecciones. Cuando Gregorio fue elegido alcalde la UCD me ofreció otros puestos y yo dije «no, si he perdido, me quedo para ganar otra vez». Ahora en Ponferrada se inventa pretextos de que le engañaron. No, es mentira, sabía perfectamente lo que estaban haciendo.

¿Qué pasó para que hubiera tres alcaldes de León diferentes durante esa legislatura?

Es que a mitad de la legislatura uno o dos del AP se pasaron a mi bando y pusieron como condición que no fuera yo el alcalde, pero sí fuera uno de mi lista. Ese fue Luis Diego Polo. Por eso aprobamos una moción de censura contra Díaz Villaring. Luego Luis Diego Polo dimitió, yo ya era diputado del PP, pero todos los concejales de mi grupo y del PP decidieron que yo volviera como alcalde. Fue reelegido democráticamente en 1991 y me quedé hasta 1995.

Pero si ganó esa moción de censura contra Díaz Villaring es porque hubo concejales que cambiaron de bando a mitad de partido. ¿No sería transfugismo?

No, no, transfuguismo ninguno. Porque no votaron nada extraño.

Pero es un concejal de AP que vota en contra del alcalde de AP

Sí.

Por eso decía lo de transfuguismo

Es que las calificaciones a veces engloban cosas que no tienen nada que ver…

Usted nunca estuvo en la AP de Fraga, pero si se afilió al PP de Aznar

El PP era un aire nuevo y es lo que había. En este apoyo de Aznar desde la junta hacia mí surgió una buena relación y yo fui de los que apoyé que él fuera el líder del PP, por eso me afilié el PP.

En 1995 se retira de la alcaldía y se queda en el congreso, cuando, creo que hubiera sido reelegido si se hubiera presentado en esas elecciones.

Es que las cosas tienen un límite, llevaba 17 años en el ayuntamiento y me pareció que eso era mucho tiempo. (…) Dos mandatos es suficiente. Yo soy partidario de una limitación de mandatos.

En política hacen falta dos cambios. Limitación de mandatos y prohibición de llegar demasiado joven. Hace falta una preparación, una responsabilidad que no se da con menos de cincuenta años y a poder ser haber pasado por distintas escalones de la política.

¿Estaba poco preparado Zapatero cuando fue elegido presidente en 2004?

Le faltaba experiencia. Hoy estará mucho más maduro que cuando empezó y habrá reflexionado mucho sobre sus errores. La edad te imprime caracter. (…) El vicepresidente de EEUU, Biden, tiene mi edad, 73 años.(…) La imagen que yo tenía Zapatero es que era muy ‘incordión’.

¿Eligió usted a Amivilia o el partido se lo impuso?

Mario Amivilia había sido teniente alcalde conmigo. Yo lo propuse y él me aceptó.

El Pacto anti-transfuguista lo firmaron PP y PSOE en 1999. La primera capital donde se incumplió fue en León, con aquella moción de censura de Amilivia contra el alcalde con el apoyo de dos tránsfugas?

No seguí el tema. Sé manos o menos como fue, pero no sé si eso es transfuguismo o no. No me acuerdo.

Usted fue uno de los primeros diputados-tertulianos

Fue 16 años tertuliano de ‘Protagonistas’ en Onda Cero y Punto Radio. Luis del Olmo es un profesional de primera magnitud y un conductor genial, es el hombre que mejor conduce las tertulias. Y cuando hay un tertuliano se esplaya en cosas que él entiende que a los oyentes no le interesan te corta. Y suele acertar. (…) Yo no iba alli como representante del PP. A mí no me llevó el PP a ‘Protagonistas’, me llevó Luis del Olmo y yo decía lo que quería

Pasemos al congreso, a usted se le crítico porque como diputado, fue el único del PP que votó a favor de la ampliación ley del aborto

Voté sí porque es lo que pienso. Pero nadie me dijo nada. Con José María Aznar nadie me puso nunca ningún problema para que votara lo que quisiera, nunca tuve problemas hasta que llegó Rajoy.

Pero cuando la Guerra de Irak se habló de que el PP impuso que todos sus diputados se cuadrara con el ‘sí a la Guerra’.

Mucha gente del PP no estaba de acuerdo con la Guerra de Irak. Yo en la tertulia en la que colaboraba en aquel momento (‘Protagonistas’ en Onda Cero) decía que estaba en contra de la guerra. Pero es que en el congreso nunca se planteó Guerra sí, Guerra no. Si se hubiera hecho habría votado que no. En el congreso lo que se votaba toda las semanas eran mociones del PSOE e IU contra el Gobierno del PP por la guerra de Irak. Yo no apoyaba la Guerra, yo votaba que no al las mociones del PSOE e IU. Nadie me dijo nada, ni me amenazó con nada.

Hubo una votación secreta que el PSOE montó para que yo dijera que no. Pero yo no iba a votar en contra de mi presidente. Y encima en aquella votación sólo consiguieron que hubiera un voto más.

Usted coincidió como diputado con Jorge Trías Sagnier, que luego ha dicho que conocía que había reparto de ‘sobres’ por parte de Bárcenas

Le conocí, pero no tuve ningún trato con él. Yo no conocí nada de eso y nunca conocí a nadie que hubiera cobrado. A Bárcenas nunca le conocí ni le traté. Del ‘caso Bárcenas’ sólo conozco lo que dice la prensa. Lo que sí tengo la certeza es que la justicia va a llegar hasta el final. Tanto con Bárcenas como con Urdangarín.

Pero qué impresión le causa como alguien que ha estado veinte años en el PP conocer que hay una cuenta en Suiza con 22 millones a nombre de Luis Bárcenas.

Me produce repugnancia como a cualquier persona normal. Lo que es evidente es que hay indicios. La justicia no va contra nadie si no hay indicios de delito. Me parece que el tema está ahí. Lo que pueda decir este hombre… no tengo ni idea. Pero creo que la justicia lo clarificará.

Usted abandonó el PP el año pasado, dá la impresión que no estaba en sintonía con Mariano Rajoy.

Hay gente en la dirección con la que estoy en absoluta des-sintonía. Yo siento respeto por Rajoy en la carta en la que me dí de baja le dije que deseaba lo mejor. Pero a mí me planteaba un serio problema. Yo llevo haciendo campañas electorales muchos años. Siempre se había protegido el carbón (…) y cuando había problemas, criticábamos al PSOE. Y ahora resulta que viene un ministro canario [José Manuel Soria] que dice que se pasa por el arco del triunfo. Yo eso no lo puedo tolerar. Yo no soy un monaguillo que tenga que ir detrás de un ministro y si él no sabe del tema, lo que tiene que hacer es marcharse. Teníamos un compromiso electoral y tenía que cumplirlo. Luego ha habido malidicencias de si yo tenía un consuegro minero y todas esas cosas. Pero yo voto porque creo en eso.

A mí nadie me dijo nada hasta que me entero por una carta de que me abrían expediente. Y dije «a mi edad con estas» y me fuí.

¿Hay democracia interna en el PP?

No. No la hay. Por eso la aceptación de la ciudadanía a los partidos deja mucho que desear. Cuando a la gente no le convencen las cosas tiene razón.

Usted sigue siendo senador, se le podría criticar desde el PP por apropiarse de un acta que pertenece al PP y no a usted por lo que sería usted un ‘tránsfuga’.

Yo soy jurista de profesión. Todos los que dicen eso, saben que los tribunales ya han dicho reiteradamente que el acta pertenece al titular, nunca a los partidos y los diputados pueden votar libremente, no están sujetos a ninguna obligación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Lo más leído