“El 'caso Bárcenas' está clavando sucesivos clavos en el féretro electoral del PP"

Vidal-Quadras: «La dirección del PP está incinerada, no tiene salvación»

"El Partido Popular es un buen caballo pero ha de cambiar a su frágil jinete”

Vidal-Quadras: "La dirección del PP está incinerada, no tiene salvación"
Alejo Vidal-Quadras. PD

Aleix Vidal-Quadras participó este jueves 29 de agosto de 2013 en El Gato al Agua para ampliar lo expuesto en su artículo «Cambio de jinete», publicado en su blog, y en el que, aprovechando el adiós de José Antonio Griñán a la Junta de Andalucía, hace un símil con La Moncloa y escribe:

«Un cambio de jinete a tiempo cuando se disfruta de un buen caballo es la mejor opción para seguir a la cabeza de la carrera».

El eurodiputado popular se reafirmó en el plató de la tertulia política líder de la televisión y aseguró que se ha de plantear un «cambio de jinete porque está muy frágil y lleva al caballo en la dirección incorrecta».

«El futuro del PP en los próximos años está claro: una erosión tremenda que no cesará, será devastador. Esta dirección enrocada empeora el problema».

«El caballo es muy bueno. El PP es muy serio, con un corpus ideológico y conceptual muy sólido -que el Gobierno tiene olvidado-, con capacidad para vertebrar la gran operación de reforma que España necesita tras la Transición».

«Sin embargo, este Gobierno reforma tarde, de manera incompleta, no afronta el problema fundamental del país -disminuir el gasto estructural del Estado sin subir los impuestos a empresarios y particulares- y es benevolente con ETA. Sólo faltaba el caso del ex tesorero [Luis Bárcenas], que clava sucesivos clavos en el féretro electoral del PP».

Asimismo, Vidal-Quadras manifestó que «el PP ganó las elecciones con una mayoría abrumadora y generó unas expectativas tremendas», pero «hoy la decepción es gigantesca». No obstante, recordó que «la mayoría absoluta puede perfectamente cambiar de equipo de dirección y no pasa nada».

«Lo vimos cuando se fue Margaret Thatcher o Esperanza Aguirre».

El político catalán cree que «hay motivos objetivos para plantear esta reflexión» porque «el camino que llevamos es profundamente peligroso y no hay visos de que eso vaya a cambiar».

«Hay que empezar con soluciones que vayan más allá de negar la evidencia todos los días. La dirección actual, y lo digo con pesar -no tengo animadversión-, es un equipo incinerado. Que tú andes estando muerto y no te hayas dado cuenta no quiere decir que no estés muerto. No tiene salvación, pero no lo quiere reconocer».

«Seguir como estamos, en esa inercia fúnebre, nos lleva al desastre; no ya al partido, a la nación, a España, porque es inmanejable un Parlamento con los dos grandes partidos muy disminuidos, un crecimiento grande de la extrema izquierda, los nacionalistas más beligerantes que nunca y la presencia de los filoetarras».

«En el aparato no se mueve ni una mosca»

Igualmente, el eurodiputado consideró un error que los militantes no tengan «canales para hacer conocer su opinión», ya que «en el aparato no se mueve ni una mosca» y los debates son «imposibles», puesto que «no hay voluntad».

Eso sí, defiende que «va a suceder de todas formas porque hay gente del PP que tiene un proyecto distinto» y no va a quedarse de brazos cruzados «frente al desastre que se avecina».

También indicó que estos debates son habituales en los partidos políticos europeos.

«No sería ninguna bomba en el Reino Unido, por ejemplo. Forma parte de la riqueza democrática del país», afirmó, para después concretar que él no pretende «complacer a la dirección del partido», sino «servir» a su país, algo que comparten «muchísimos simpatizantes y militantes» del PP.

Vidal-Quadras no duda en subrayar que el PP cuenta con «bastante gente muy bien preparada, con experiencia, con un proyecto serio, no para administrar y gestionar el día a día de manera semiautomática, como se hace ahora, sino para reformar este sistema, que está colapsado».

«Los populares tienen la responsabilidad histórica de mantener su fuerza ante el electorado, pero lo están perdiendo a chorros todos los días».

«Un partido político no es patrimonio de nadie. Intento proponer cosas, pero han de hacerlo todos para que no sea demasiado tarde», aseguró.

Al finalizar el programa, se dio a conocer la opinión de los gatoadictos sobre este asunto. A la pregunta: «¿Debe el PP «cambiar de jinete», como pide Alejo Vidal-Quadras?», la mayoría de los espectadores se decantó por el «sí», con un 66,6%, lo que para el eurodiputado es «reconfortante».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído