El objetivo, según Pere Navarro, es mejorar el encaje de Cataluña con España

El PSC pide a PP y PSOE negociar un «nuevo estatus» para Cataluña

Piden, además, una nueva financiación para la comunidad autónoma

El PSC pide a PP y PSOE negociar un "nuevo estatus" para Cataluña
Pere Navarro. PSC

Navarro ha defendido que el PSC también sintoniza con muchos de los presentes en la Via Catalana

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha reclamado este viernes a PP y PSOE que se avengan a negociar un «nuevo estatus» y una nueva financiación para Cataluña, tras constatar que la Diada fue una jornada de una gran movilización, en alusión a la Via Catalana.

En un discurso abierto a los medios y ante los miembros de su grupo del Parlament, ha precisado que su demanda va dirigida «a los partidos políticos del conjunto de España», a quienes ha pedido una negociación sincera y leal.

El objetivo del nuevo estatus sería mejorar el encaje de Cataluña con el resto de España –nunca romper– y el objetivo de la nueva financiación sería que la Generalitat dispusiera de más recursos que garanticen políticas para salir de la crisis.

Navarro ha defendido que en la negociación del nuevo estatus «hay que escuchar a todas las partes», también a aquellos que defienden la independencia, sobre todo desde que el presidente Artur Mas empieza a apostar por la vía negociadora, ha interpretado.

«No sirve que las partes se enroquen. No sirve que el Gobierno central se enroque con una Constitución que se tiene que cambiar, y tampoco sirve que el Govern se enroque en unas posiciones argumentando que en el otro lado nadie le escucha», ha sentenciado Navarro.

Pese a que el PSC decidió no acudir a la Via Catalana por considerarla una iniciativa independentista, Navarro ha aseverado que muchos de los presentes en la cadena humana comparten con el socialismo catalán «una misma inquietud» que son las relaciones entre Cataluña y España.

Así, Navarro ha defendido que el PSC también sintoniza con muchos de los presentes en la Via –pese a no ser un partido independentista– porque el «sustrato» de ambos, al fin y al cabo, es un malestar por el encaje catalán que se quiere convertir en un cambio de relación.

MALESTAR DE CATALUÑA

El primer secretario del PSC ha advertido a los partidos del resto del Estado de que la Diada, aparte de mostrar una gran movilización, también ha lanzado el mensaje de que el malestar en Cataluña no es algo de «un sólo día y se tiene que afrontar».

Ha avisado de que el PSC sigue apostando por un «Estado federal», pero ha concluido que en la misma eventual mesa negociadora tienen que estar federalistas, independentistas e incluso partidarios de la recentralización.

Se ha reafirmado en que no es momento de poner fecha a la consulta sino de poner fechar «a la negociación», y ha secundado la petición formulada la semana pasada por el consejero Santi Vila y es que el debate en Cataluña se tienen que serenar.

Navarro ha lanzado este mensaje a PP y PSOE a dos días de que el líder del segundo partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, aterrice en Cataluña para participar en la tradicional ‘Festa de la Rosa’ del PSC, que marca el inicio del curso político para el socialismo catalán.

AUSENCIAS

Navarro ha pedido a sus diputados que se pongan a trabajar para hacer aportaciones cada uno desde sus áreas, y se ha mostrado convencido de que en el Debate de Política General que empieza el 25 de septiembre en el Parlament el PSC sabrá demostrar que encarna la «alternativa» en Cataluña.

A las 10.37 horas, cuando el discurso de Navarro ha llegado a su fin y los medios han tenido que dejar la sala, destacaban en la reunión del grupo las ausencias de tres diputados que forman parte de dos corrientes críticas del partido: Joan Igansi Elena (Avancem), Àngel Ros y Marina Geli (Agrupament Socialista).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído